25 octubre 2011 Curiosidades, Peligro de extinción, Salvajes

Krill
Existe una gran problemática debido a la extinción de especies. Miles de especies se encuentran amenazadas o en peligro de extinción. Resulta evidente que las especies de mayor tamaño, existan en mayor número, pero ¿qué pasa con las especies más pequeñas?

La especie más abundante del planeta es el krill, conocido científicamente por Euphausia superba que se estima existen 500 millones de toneladas tan solo en el Atlántico, calculando el peso de cada individuo serían alrededor de 50 mil billones de individuos.

Aunque miden entre 3 y 5 milímetros de longitud, son el alimento de el animal más grande que existe en el planeta, la ballena azul (Balaenoptera musculus) que con sus de 24 a 27 metros de longitud y sus 100 a 120 toneladas de peso, parece increíble su existencia. Caprichos de la naturaleza, el animal más grande existe gracias a uno de los más pequeños.

Estos pequeños animales están sujetas a un cada vez un mayor interés por parte de la industria alimentaria, ya es consumido en Japón, y debido a sus altas densidades y al masivo importe de proteínas, se cree puede ser un suplemento alimenticio de altísima calidad. Sin embargo, el humano y su masiva explotación de los recursos, puede disminuir las densidades de esta especie clave, base de la cadena alimenticia de peces, aves y ballenas. Poniendo en peligro especies ya de por sí altamente vulnerables. Su tasa de explotación sostenida se calcula en unas 100 toneladas al año.

Aunque su fácil reproducción permite su cría en cautiverio de manera muy exitosa, el cambio climático y sus aún no estudiadas consecuencias en el cambio de temperatura de los océanos, pueden alterar los ciclos vitales de organismos tales como el krill, la que se puede considerar hoy, la especie más exitosa de la Tierra.

Foto | Flickr-The Sun and Doves

Comentarios

1 comentario
  • Lucia

    Un animal pequeño pero que sirve de mucho, pues permite vivir a otros grandes animales y además es un portador de enormes proteínas. La pena es una destrucción masiva, como ocurre en muchos casos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *