10 diciembre 2011 Bioficha, Domésticos, Salvajes

El Ara ararauna es un guacamayo usual como mascota

El guacamayo azul y amarillo (Ara ararauna) es uno de los loros más reconocidos y numerosos en el planeta. Se trata de un gran ave, aunque menor que el guacamayo jacinto o el guacamayo rojo. Procede de las selvas de América Central y América del Sur, de Perú, Panamá, Ecuador, Colombia etc. En estas regiones, su hábitat lo constituyen las selvas frondosas y densas, así como las zonas altas de montaña o los bosques de palmeras.

El Ara ararauna es un guacamayo de colores llamativos. Predominan, en su plumaje, el azul turquesa y el amarillo. El primero se localiza en las alas. El segundo está presente en el pecho y la cola. La frente y la corona poseen tonos verdosos y la garganta, el pico y las patas son negros. El iris de estos loros también es amarillo. Existen algunos ejemplares machos, que pueden llegar a los 90 centímetros de longitud y superar el kilogramo de peso.

Como otros muchos loros, el Ara ararauna es un animal dotado con una portentosa inteligencia. Son aves extraordinariamente dóciles, aunque su potente pico puede convertirse en un auténtico arma de destrucción, de madera principalmente. En la época de cría, sin embargo, son habituales los comportamientos agresivos, por lo que la precaución debe acompañarnos durante ese tiempo, en nuestra relación con estos guacamayos.

El Ara ararauna se alimenta de fruta y grandes semillas. Una curiosidad sobre su alimentación en libertad: ingiere arcilla de las riberas de los ríos, que le sirve de antídoto para neutralizar la toxicidad de algunas de las plantas que come. Para convivir con un guacamayo azul y amarillo, el primer requisito que debe cumplirse es disponer de espacio suficiente. El loro precisa una gran jaula para vivir y, además, son necesarias las salidas diarias de la misma, siempre bajo vigilancia. Ésta es imprescindible, debido a la fuerza taladradora de su enorme pico y por la existencia de peligros caseros, que pueden costarle la vida (cables eléctricos, enchufes, electrodomésticos, planchas etc).

Los Ara ararauna son loros muy longevos. La mayoría de ellos, si viven en condiciones favorables, alcanzan el medio siglo de vida.

Vía | Hogar_útil
Foto | Flickr-Edans

Comentarios

4 comentarios
  • tere

    No es uno de los loros más numerosos del planeta… tanto es así, que es un CITES II …

    • Tienes toda la razón, Tere. Aunque son los guacamayos-mascota más numerosos, no puede decirse que haya muchos, precisamente. Efectivamente, están acogidos al Apéndice II, anexo B de CITES. Eso significa que, aunque no corren peligro inmediato de extinción, podrían sufrirlo si no se controla su comercio. Gracias por el toque, Tere.

  • haniel

    Es una pena, por culpa de gente ignorante se extinguiran estos maravillosos animales, en especial por el comercio ilegal y la mala información.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *