11 octubre 2010 Medio Ambiente, Noticias

petroleo

Lamentablemente se han encontrado tiburones y ballenas muertos como consecuencia del gran derrame de petróleo que sufrió el Golfo. Esto produjo cambios en el hábitat de los grandes habitantes de los mares.

El derrame de petróleo del Golfo ensucio un tramo muy importante de la alimentación del hábitat de los tiburones y de las ballenas. Este problema está siendo investigado.

Se cree que 4.9 millones de barriles de petróleo (un barril equivale a 42 galones o 159 litros) se derramaron en la zona situada al sur del delta del río Mississippi, al Norte del Golfo de México.

Ante esta catástrofe ecológica, estos grandes animales se convirtieron en una especie vulnerable, esto fue considerado así por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

El derrame se produjo en el peor de los momentos y en el peor de lo lugares. Los animales no pudieron avistar la mancha que se desplazaba por la superficie, en donde estos peces se alimentan por 6 u 8 horas diarias. El aceite pudo haber obstruido las branquias de los peces y así asfixiarlos o podría haber contaminado a sus presas.

Se han visto fotografías de estos animales nadando a pocas millas de la cabeza del pozo y nadando en el aceite espeso.

Por fortuna la mayor parte del petróleo del Golfo desapareció de la superficie, pero desafortunadamente los científicos no dan muchas buenas esperanzas acerca de la vida silvestre en la zona.

Vía | Nacional Geographic
Foto | Flickr – El Enigma

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 11 octubre 2010
  2. En España se ahorra petróleo 9 agosto 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *