30 septiembre 2009 Medio Ambiente, Noticias, Peligro de extinción

Tiburón martillo. Santuario de Tiburones

Cuántas veces habremos escuchado que en todo el mundo se dictaban leyes que protegían a la naturaleza pero luego nos desilusionábamos cuando no se ponían en práctica jamás, por desinterés, por intereses económicos o por cualquier otro motivo. Allí quedaban, para siempre, como simples papeles declamatorios, perdidos en algún cajón de alguna oficina gubernamental. La República de Palaos acaba de crear el primer santuario de tiburones del mundo y ha prohibido la pesca de la especie en sus aguas.

Las organizaciones ecologistas han recibido la noticia con satisfacción. Sin embargo, los datos fríos indicarían que será muy difícil controlar la pesca ilegal dado que la zona protegida comprende una superficie de 621.600 kilómetros cuadrados y 320 kilómetros de costas y Palaos cuenta sólo con ¡un bote destinado a patrullar! Las últimas observaciones han detectado 70 naves en tareas de pesca, mayoritariamente ilegal. Lamento no compartir el optimismo de los organismos ambientalistas, pero creo que el mundo está lleno de leyes simbólicas y no necesita de más palabras al viento.

La República de Palaos o Palau es unos de los países más pequeños del mundo, está conformado por un archipiélago de más de 200 islas donde viven unas 20.000 personas. El anuncio de la creación del santuario para tiburones lo hará oficialmente el presidente del país, Johnson Toribiong, en la Asamblea General de la ONU que se está desarrollando actualmente. Unos 100 millones de tiburones se pescan anualmente en el mundo para aprovechar el negocio de la venta de sus aletas. El presidente Toribiong afirmó que “estas criaturas están siendo sacrificadas y están, quizás, al borde de extinguirse; a menos que tomemos medidas positivas para protegerlos”.

El presidente de la pequeña república pedirá la prohibición mundial de la pesca de tiburones. “Palaos ha reconocido la importancia que los tiburones tienen en la salud de los ecosistemas marinos, y han decidido hacer lo que hasta ahora ninguna nación había hecho: declarar su zona económica exclusiva como un santuario de tiburones”, expresó Matt Rand, director para la conservación de los tiburones del grupo ecologista Pew. Sinceramente, no puedo imaginarme a los representantes de, por ejemplo, Estados Unidos, la Unión Europea o Japón preocupados por tratar la iniciativa. ¡Buena suerte, Toribiong!, la necesitarás.

Vía | elmundo.es
Más Información | BBC

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 30 septiembre 2009
  2. Tiburones muertos luego del derrame de petróleo 11 octubre 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *