11 noviembre 2008 Curiosidades, Noticias, Salvajes

Megaleledone setebos

El origen de muchos de los pulpos de las grandes profundidades oceánicas se sitúa en una especie que vivió en la Antártida hace 30 millones de años, según han revelado científicos que trabajan en el primer Censo de la Vida Marina.

Científicos del Censo tienen ahora pruebas genéticas de que una gran proporción de las especies de pulpos que habitan en grandes profundidades proceden de una única especie originaria de la Antártida.

Se estima que los pulpos empezaron a emigrar a otros océanos hace unos 30 millones de años a medida que el Polo Sur se enfriaba y se formaba una gran capa de hielo. Este proceso creó una especie de “autopista” marina de norte a sur de aguas gélidas que permitió la salida de los pulpos hacia otras áreas.

El científico estadounidense Jesse Ausubel, uno de los directores de proyecto, explicó a Efe que “existió un flujo de agua fría rica en oxígeno y sal que atrajo a los pulpos. Éstos se extendieron hacia el norte y hacia las grandes profundidades siguiendo esta masa de agua”.

Ausubel destacó que esto sólo es una muestra de la gran cantidad de investigaciones que se están realizando en todo el mundo sobre la vida en los océanos. “Integrar todos estos descubrimientos en múltiples regiones del mundo es un gran desafío. Personalmente estoy asustado por la cantidad de trabajo, pero estoy seguro al 100 % que en octubre del 2010 estará listo el primer censo de la vida marina”, dijo el científico.

Vía | La Opinión de Tenerife

Comentarios

1 comentario

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 11 noviembre 2008
  2. Animales con características “distintas” 18 junio 2009
  3. El pulpo de anillos azules, uno de los más venenosos del mundo 10 septiembre 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *