Inteligencia animal

Inteligencia animal

Escrito por: Leticia    17 septiembre 2009     Comentario     2 minutos

El don de la palabra es, en efecto, la base de la cultura humana y una de las más definitorias características del Homo sapiens. Quizás por este motivo, el hombre tienda a atribuirse la facultad del lenguaje en exclusividad y además, con arrogancia.

Sin embargo, ciertas experiencias, que desde hace años se llevan a cabo con monos, han detectado en nuestros más cercanos parientes animales una capacidad real para expresarse en términos comprensibles para sus interlocutores humanos. Estas experiencias vienen a demostrar que las intuiciones de algunos pueblos primitivos respecto a los simios no eran del todo descabelladas.

En lengua javanesa, por ejemplo, el orangután era llamado ‘hombre de la selva’ y según una remota leyenda, los mamíferos antropoides eran capaces de hablar, pero se guardan muy mucho de demostrarlo porque, de hacerlo, deberían ponerse a trabajar, como los humanos, cosa que ni remotamente lo desean.

Pero a pesar de lo sugestivo de la leyenda, semejante alarde de astucia está bastante por encima de las capacidades intelectivas de cualquier primate. En realidad, hasta el más complejo de los mensajes emitidos por un simio, muestra una enorme simplicidad, que cualquier niño normal supera rápidamente en los primeros años de su vida. Además, ha venido a resultar que los monos no son tan reacios al trabajo como decia la antigua leyenda. Desde hace décadas, muchos son los que, en innumerables laboratorios de investigación, cumplen autenticas jornadas laborales manejando todo tipo de instrumentos y herramientas para ganarse merecidamente su alimento preferido: las bananas.

Todo comenzó, seguramente, aquella memorable tarde de 1920, cuando el mono Sultán demostró su ingenio, uniendo dos cañas de bambú para atrapar una fruta que estaba puesta fuera de su alcance. Y si aquel antropoide era capaz de realizar una acción inteligente, valiéndose de un utensillo ¿por qué motivo no habría de ser capaz de utilizar el lenguaje, que no es, a fin de cuentas, sino una eficaz herramienta de comunicación?

Fuente | Revista Muy Interesante


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.