22 diciembre 2010 Medio Ambiente

pentagono

Aunque nos asombre, una publicación reciente ha demostrado que el Departamento de Defensa de los Estados unidos es el encargado de contaminar de manera más severa nuestro planeta. Esto se debe a que cada año tira 750.000 toneladas de material peligroso.

El ejercito de este país emplea sustancias tóxicas, como pesticidas, plomo, petróleo, mercurio, uranio. Además emite dióxido de carbono, al llevar a cabo operaciones militares que tiran sustancias radiactivas al aire, suelo y agua.

Las armas fabricadas por este país son a base de uranio empobrecido, material que descarga micro partículas de desechos radioactivos. Esto se hace por Oriente, Asia Central y los Balcanes. Además se encargan de comercializar minas terrestres que causan explosiones en África, Asia y Latinoamérica.

Luego de una guerra el impacto ambiental y para la salud de los pobladores es terrible y devastador, a corto, mediano y largo plazo. Las bombas que fueron lanzadas muchos años atrás aun continúan matando.

Lo más lamentable del tema es que Estados Unidos, como otros países responsables de estas catástrofes siguen negando responsabilidades en la materia, mientras la situación empeora día a día. En Estados Unidos no existen regulaciones que involucren el impacto ambiental que provoca la industria militar.

Lamentablemente, en lugares como Vietnam la guerra que ocurrió hace 35 años aun sigue causando victimas. Las áreas que quedaron contaminadas siguen influyendo en la actualidad. Todavía explotan bombas, minas terrestres y granadas que no detonaron en su momento. Este mismo cuadro de situación ocurre en Irak. La tierra estéril no puede volver a ser usada, con todas las consecuencias que significan para nuestro mundo.

Vía | Proyecto Geo
Foto | Flickr – Jopse Dueñas

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 22 diciembre 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *