29 agosto 2010 Cuidados, Medio Ambiente

oceano

Los océanos tienen una función muy importante en nuestro planeta ya que colaboran con el mantenimiento de la vida en él. Son una parte muy importante del ciclo hidrológico, ya que amortiguan el clima. Pero al mismo tiempo son el principal vertedero de sustancias contaminantes, provenientes de la atmósfera y de las partes emergidas de los continentes.

A pesar de la importancia que revisten, la capacidad de autodepuración de los océanos ha comenzado a ser rebasada por el ritmo acelerado con que el hombre arroja en ellos sus desechos.

La magnitud de los océanos mantuvo viva, durante gran parte de nuestra historia, la idea de infinitud en la capacidad receptora de sustancias toxicas y en la de producir alimentos.

La contaminación en los mares y océanos es un problema muy grave ya que los contaminantes se dispersan por las corrientes marinas y entran en las tramas alimenticias de los peces y otros organismos marinos. En este sentido, la contaminación marina tiene dos componentes.

La cantidad de contaminantes que se perciben a simple vista, desde la basura hasta los desechos industriales y el petróleo, llegan a las costas transportadas por las corrientes.

La cantidad de compuestos tóxicos no visibles, incorporados por medio de los ríos, lluvias, partículas aportadas por los vientos y otras sustancias solubles.

Asimismo, los recursos pesqueros de los que se suponía que constituían una fuente inagotable de alimento para la humanidad, están siendo sobreexplotados y devastados.

Fuente | Alertas Ambientales
Foto | Flickr – Leoplus

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 29 agosto 2010
  2. 8 de Junio: Día Mundial de los Océanos 11 junio 2011
  3. Un movimiento mundial para proteger los océanos 24 junio 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *