11 octubre 2011 Medio Ambiente, Paraiso Natural

 Monfragüe fue el último espacio en incorporarse a la red de parques nacionales españoles

Monfragüe fue el último espacio protegido español en incorporarse a la lista de Parques Nacionales. La declaración se produjo en marzo de 2007 y supuso el fin a décadas de lucha, de grupos conservacionistas y ecologistas, por proteger un territorio representativo del bosque mediterráneo y con un indudable valor ecológico.

El Parque Nacional de Monfragüe, situado al norte de Extremadura y cerca de Trujillo y Plasencia, se convirtió en parque natural en 1979. Esa distinción no estuvo exenta de polémica, debido a los intereses contrapuestos de proteccionistas, habitantes y administraciones locales. La supresión del aprovechamiento cinegético no fue bien recibida por algunos sectores.

Antes, se había luchado contra la política que quería implantar el ICONA (Instituto de la Conservación de la Naturaleza). Este organismo público pretendía sustituir gran parte de la flora autóctona de Monfragüe por árboles invasores, como el eucalipto. Estas actuaciones, que hoy parecen aberrantes, no cuajaron, en su totalidad, gracias a la oposición de algunos sectores sociales.

Por fortuna, se impuso la cordura y se optó por respetar y conservar un espacio rico en variedades de flora y fauna mediterráneas. En 2003, llegó la declaración de Reserva de la Biosfera, por parte de la UNESCO.

La historia de Monfragüe se remonta a la prehistoria, existen pinturas rupestres en algunas cuevas y roquedos. Posteriormente, fue habitado por celtas y vetones. El nombre del parque posee una doble etimología. De una parte, los romanos lo denominaron Monfragorum (monte fragoso) y, de otro lado, los musulmanes llamaron a la zona Al Mofrag (el abismo). Sólo existe una aldea dentro del parque. Se trata de Villarreal de San Carlos, fundada por el rey Carlos III en el siglo XVIII.

Con más de 17.000 hectáreas, en el parque coexisten especies florales y faunísticas de gran valor medioambiental. Entre las primeras, destacan los alcornoques, quejigos, mirtos, charnecas, acebuches, madroños, cornicabras, jaras y brezos. Existen más de 250 tipos de vertebrados. Monfragüe es la mayor colonia mundial de buitres negros (Aegypius monachus), nidifican alrededor de 200 parejas. Otros animales de la reserva son los buitres leonados, diversas variedades de águilas, linces, cigüeñas negras, alimoches, halcones, ciervos, jabalíes, garzas reales etc.

El 80 por ciento de las especies protegidas en España se encuentran representadas en el Parque Nacional de Monfragüe. Este dato demuestra la importancia de este espacio, digno de protección, que pudo desaparecer por las irracionales políticas medioambientales de los años 70 del siglo pasado.

Vía | Alextur
Foto | Flickr-Rocapal
Más información | Red de Parques Nacionales

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 11 octubre 2011
  2. El derecho a ver las estrellas 29 marzo 2012
  3. Pescueza y El Festivalino 2013 11 abril 2013

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *