2 octubre 2008 Bioficha, Curiosidades, Salvajes

alimoche2.jpg

El alimoche, guirre o buitre egipcio (Neophron percnopterus) es un ave de la familia de los Accipítridos, (al igual que otros buitres), de la que es el representante con menor envergadura (sobre 150 cm). Los jóvenes son pardos, mientras que los adultos, a partir de los 5 años de edad, se caracterizan por su cabeza y patas amarillas, cuerpo blanco, alas blancas con extremos grises y negros y cola blanca y ancha. Miden 85 centímetros de la punta del pico a la de la cola, teniendo una envergadura de 1,7 metros y un peso promedio de dos kilos o poco más. Los alimoches vuelan normalmente en solitario, aunque a veces siguen a otros congéneres o incluso a buitres de otras especies y cuervos.

Habitan en la Península Ibérica, África y el suroste de Asia hasta la India. Es un ave migratoria, aquellos ejemplares que viven en Europa y Asia se trasladan para invernar a África. Se estima que a principios del otoño boreal de 5000 a 6000 cruzan el estrecho de Gibraltar. Otros hacen la travesía por Tunisia, Suez y Bad al Mandab. Se estima que en total unos diez mil de estos buitres invernan en África.

En España, el alimoche es normalmente un visitante estival, aunque existen poblaciones sedentarias en las islas de Menorca, Mallorca, Lanzarote y Fuerteventura. Esto se debe a que habitan en zonas áridas o semiáridas.

alimoche.jpg

Este buitre suele ser uno de los últimos animales en probar las carroñas de las que se alimenta. Cuando otras especies mayores ya han acabado con casi toda la carne, el alimoche acude para engullir las pocas pieles y restos de carne que quedan enganchados entre los huesos. Complementa su dieta con insectos y pequeños animales, así como todo tipo de desechos y heces animales. Los alimoches también son visitantes habituales de los vertederos, donde se atiborran de basuras humanas.

También engulle huevos, que rompe levantándolos con el pico y lanzándolos contra las rocas. En África, los alimoches logran romper la gruesa cáscara de los huevos de avestruz tomando una piedra y lanzándola repetidamente hasta que el cascarón cede, siendo éste uno de los pocos casos de uso de herramientas en el mundo animal.

Anidan normalmente en cuevas situadas sobre acantilados y valles recortados, donde ponen dos huevos entre Marzo y Abril en un nido forrado de pelos de animal (es común el uso de lana de oveja), ramas y huesos. Transportan estos materiales con el pico, al contrario que el resto de buitres, que lo hacen sujetándolos con sus garras. La incubación dura unos 42 días y es efectuada por los dos padres.

El uso intensivo de pesticidas puede reducir la puesta a un sólo huevo, como ha ocurrido en varias zonas de España y Portugal donde hoy en día se encuentra en declive.

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. villalaco.net » Archivo » Reserva Natural ? 3 julio 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *