10 julio 2009 Noticias, Salvajes

Buitre Negro

La colonia de Buitres Negros en Sierra Pelada, el paraje con el mayor asentamiento de la especie en Andalucía, continúa bajo amenaza. Sin embargo, afortunadamente, las últimas cifras brindadas por el equipo de seguimiento de la Delegación Provincial de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía son positivas. Durante la temporada 2009 de cría se han registrado 106 parejas, lo que representa un aumento del 6 % con respecto a la temporada 2008 en la que se habían censado 100 parejas. Otro dato alentador es que en la temporada 2009 habrá un incremento en la cantidad de pollos que culminarán con éxito su período de cría y abandonarán sus nidos, en contraste con la estabilidad de los períodos anteriores.

Los primeros registros del seguimiento de la especie datan de 1970. En 1989 se habían localizado 69 parejas. Esa cifra cayó dramáticamente a las 58 parejas en 1998, pero un año más tarde, la cifra volvió a elevarse a más de 70. El Buitre Negro (Aegypius monachus ) y otras especies se encuentran enmarcados dentro de la Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) desde 1990. Es evidente que este seguimiento está dando resultados, aunque es de esperar que pronto el Buitre Negro deje de estar amenazado en Sierra Pelada. La especie figura como vulnerable en el Libro Rojo de las Aves de España.

Con su presencia poderosa y compacta, el Buitre Negro es el ave más grande de España. La hembra llega a pesar 12,5 Kg. y el macho 1 Kg. menos. Nidifica en las zonas boscosas de altura desde los 400 hasta los 1.900 metros. Se alimenta en las áreas carentes de forestación donde encuentra desde conejos hasta porcinos, aunque esencialmente es carroñero y eventualmente consume insectos, aves y reptiles. Su dieta se complementa con hierbas con las que alimenta a los pollos.

Los adultos son sedentarios, se encuentran estrechamente ligados a la colonia, mientras que los jóvenes recorren grandes distancias en la primera etapa de sus vidas. Llegan a desplazarse hasta 600 Km. de distancia de la colonia, llegando a toda la península y, más allá, hasta los Pirineos hacia el norte y el Sahara hacia el sur. Los mayores riesgos que padecen estos imponentes ejemplares provienen del hombre: los cebos envenenados y la inadecuada explotación de las regiones boscosas.

Vía | Soitu.esEnciclopedia Virtual de los Vertebrados Españoles

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 10 julio 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *