19 abril 2011 Medio Ambiente, Noticias

oso polar

En la segunda sesión de la Comisión Ruso-Estadounidense para Osos Polares se acordó reconocer el derecho de los aborígenes, tanto rusos como norteamericanos a cazar 29 ejemplares de osos blancos al año. Según los científicos 58 osos es la cifra máxima que se puede matar anualmente en el Ártico sin hacer un daño irreparable a la población. Acentúan que esta cuota contribuye a regularizar la caza y a frenar la extinción furtiva de la especie.

Desde el principio, los defensores de los derechos de los animales en Rusia se opusieron a la medida ya que insistían en que podría ser fatal el establecimiento de esta cuota que figura en la Lista Roja de la Unión Internacional por la Conservación de la Naturaleza. Afirmaron que la población mundial del oso polar que hoy día se estima entre 20.000 y 25.000 ejemplares disminuiría en un 70 por ciento en los próximos 50 años, a lo que hay que añadirle los entre 70 y 300 ejemplares que caen en manos de la caza furtiva incontrolada.

Además la contaminación del Ártico también supone un problema muy grave para los osos, pues la contaminación está reduciendo el hábitat natural, no sólo del oso polar, sino de muchas otras especies. Esta resolución entró en vigor en enero de 2011 pero ahora los rusos se han declarado al respecto y dicen que no van a usar su cuota para cazar osos blancos en el Ártico, por lo que esta práctica queda totalmente prohibida en este país.

Vía | actualidad.rt.com
Foto | Flickr – Jen Bowman

Comentarios

2 comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 20 abril 2011
  2. Bioscombustible con heces de oso panda 4 septiembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *