27 septiembre 2011 Flora, Medio Ambiente, Noticias

Jardín vertical en Madrid

Probablemente todos hemos visto alguno de esos edificios cubiertos, casi invadidos por un exuberante jardín colgante, ¡y en plena ciudad!, lo que quizá no hemos visto aún son las ventajas que nos regala este sistema de jardinería.

Lo primero que nos salta a la vista es lo bien que se ve el edificio, resulta evidente la mejora estética que presenta, pero no solo proporciona la ventaja del embellecimiento de la ciudad, también funciona como aire acondicionado dentro del edificio sobre el que está instalado, no únicamente dando sombra, sino enfriando el aire conforme entra por los ventiladores gracias al fenómeno de la evapotranspiración de las plantas o su respiración, la misma sensación de frescura que se experimenta al entrar en un bosque, además de absorber algunos contaminantes a través del sistema de raíces, así lo que tienes es aire más limpio y fresco dentro del edificio, y prácticamente sin ningún coste energético.


Pero los beneficios de los jardines verticales no se limitan al interior de los edificios, gracias al metabolismo de las plantas que absorben dióxido de carbono y liberan oxígeno para producir energía, estos jardines son capaces de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero producidas dentro de la ciudad, siendo aún más efectivas en este aspecto debido a la localización, justo en la fuente de emisiones, las ciudades en sí, esto maximiza su aporte como sumidero de carbono.

Si existiera un mayor número de estos jardines tendríamos ciudades más limpias, con mejor calidad del aire, ciudades más verdes, sustentables y estéticamente también se verían beneficiadas.

Foto | Flickr-enric archivell

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 28 septiembre 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *