25 febrero 2015 Salvajes

nutria

Nuestro recorrido por la fauna ibérica en lo que se refiere a los mustélidos termina en esta entrada en la que los protagonistas son algunos de los miembros más curiosos de esta peculiar familia, dada su especialización sobre los entornos acuáticos: la nutria, el visón europeo y el visón americano.

Este último, como podéis imaginar, es una especie invasora que se ha adaptado a nuestro entorno, aunque toda esta información la detallaremos más adelante en esta misma entrada. Si queréis consultar las otras publicaciones relacionadas con los mustélidos de la península ibérica, únicamente tenéis que seguir los siguientes enlaces: I, II y III.

La nutria (Lutra lutra) es quizá uno de los mustélidos más conocidos popularmente, aunque no tanto por ser miembro de esta familia de mamíferos, si no por aparente simpatía y su peculiar adaptación a los medios semi acuáticos propios de los cauces fluviales. La adaptación a estos entornos ha hecho de la nutria un animal altamente especializado, por lo que su fisionomía está fuertemente condicionada por este medio.

La nutria posee un cuerpo alargado, unas orejas muy pequeñas y sus extremidades están rematadas con membranas interdigitales que le facilitan el nado. Su pelaje es de color pardo, con ciertas tonalidades canela y su tamaño menudo. Como no podía ser de otra forma, su hábitat se concentra en los cauces fluviales, aunque también es posible encontrarla en zonas próximas a la costa. Su alimentación se centra en peces y pequeños moluscos, aunque eso no les impide cazar pequeños mamíferos y reptiles en caso de necesidad.

vison-europeo

El visón europeo (Mustela lutreola) es otro miembro de la familia de los mustélidos adaptado a los entornos acuáticos. Tiene un característico pelaje color chocolate y su tamaño es bastante menudo. Al contrario que la nutria, cuya distribución es más uniforme por el territorio peninsular, el visón europeo se concentra en un área muy pequeña de nuestra geografía, situándose fundamentalmente en Navarra, La Rioja y la zona noroeste de Castilla y León.

Se trata de una especie bastante amenazada, no solo tradicionalmente por la caza para obtener sus preciadas pieles, también porque está siendo desplazado por el visón americano, cuyo mayor tamaño y ferocidad está poniendo en jaque a las poblaciones de este mustélido. Su dieta es muy similar a la de la nutria.

vison-americano

Por último, nos encontramos con el visón americano (Neovison vison) una especie invasora que ha sabido adaptarse a la perfección a nuestro entorno, desplazando a otras especies autóctonas de sus territorios tradicionales. Fundamentalmente, se ha incorporado a nuestra fauna debido a las fugas que se producen en los criaderos de esta especie para la obtención de su piel.

Su tamaño es mayor que el del visón europeo y es bastante agresivo, lo que le ha permitido desplazar a su pariente y comprometer su supervivencia. Su pelaje es de un color pardo oscuro, aunque presenta variaciones cromáticas. En España se puede encontrar desde el sistema central y hasta todo lo largo de todo el norte peninsular, aunque es muy probable que sus distribución sea aún mayor.

Fuente | Museo de Ciencias Naturales
Fotografía | webted, Paco Gómez,

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *