Así se hacen las telarañas

Así se hacen las telarañas

Escrito por: Ildefonso Gómez Herrera    11 enero 2018     Sin comentarios     2 minutos

El proceso de creación de las telarañas es muy curioso y merece la pena echarle un vistazo.

Lo más famoso de las arañas son las telarañas que pueden llegar a crear, en algunos casos extremadamente grandes. De hecho, las mismas son muy populares en películas, libros o historias. Sin embargo, pocos saben por qué y cómo se crean estas estructuras.

Tenéis que saber que las arañas crean estos elementos con un objetivo muy simple: atrapar a sus presas con el fin de que los insectos se alimenten de ellas después. En realidad es una trampa que se ejecuta para que las arañas puedan sobrevivir. De hecho, la propia araña sabrán que ha atrapado a una presa cuando la propia tela de araña emita una vibración, que será sentida por el insecto.

Cómo se crean las telas de araña

Tela de araña

Las telas de araña son creadas por las arañas gracias a unas glándulas situadas en la parte superior de su abdomen. El proceso comienza con la síntesis de varias proteínas de una seda líquida, que al entrar en contacto con el aire se solidifica. El material puede variar sensiblemente a petición de los propios insectos.

Las telarañas están formadas en base a hilos, y el número de ellos concreta si son más fuertes o más resistentes. El inicio de la estructura es conocido como radical. Lo restante se llama orbe. Además, las propias telas de arañas pueden ser usadas por los insectos de los que hablamos con el fin de transportarse. Y todo esto se hace con el contacto de la seda con las patas.

Por último, mencionar que un hilo de las telarañas es más resistente que un cable de acero del mismo grosor, además de cinco veces más elástico. Y, si lo necesitan, pueden reforzar o mejorar el tejido.

Existen muchas curiosidades acerca de las telas de araña aunque, al menos, ya sabemos por qué y con qué objetivo son creadas. Algunos verán a las arañas con otros ojos.

Vía | Wonderopolis
Fotos | Pexels – Pixabay | Wikimedia Commons – TGoeller


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.