18 abril 2012 Curiosidades, Medio Ambiente, Noticias

WWF ha acordado eliminar la presidencia de honor, que ostentaba el Rey de España.

WWF España acaba de acordar la supresión del cargo de presidente de honor de la organización. El Rey de España era la persona que ostentaba esa presidencia, desde el año 1968, gracias a la intermediación del reconocido naturalista Félix Rodríguez de la Fuente. El revuelo ocasionado por la asistencia del Jefe del Estado a una cacería de elefantes en África se halla en el trasfondo de esta decisión adoptada, tras una reunión de cinco horas, por la junta rectora de la ONG conservacionista.

La imagen de WWF se ha visto muy afectada tras el incidente. Aunque Botsuana es uno de los cuatro países africanos en los que la caza de elefantes es legal, centenares de simpatizantes de la organización comenzaron a reprochar a ésta que su presidencia de honor estuviese ocupada por el Jefe del Estado español, un reconocido aficionado a la caza de los grandes paquidermos.

WWF España ha señalado que la medida es excepcional y que la decisión se ha tomado por razones de coherencia. No en vano, la entidad forma parte de una de las organizaciones ecologistas más importantes del mundo, con un programa muy activo para la conservación de la especie en el continente africano.

El acuerdo al que ha llegado la junta rectora de WWF España implica, necesariamente, la modificación de sus estatutos, para alterar todo lo relacionado con las figuras honoríficas de la institución.

Antes del acuerdo adoptado, WWF España envió una carta a la Casa del Rey, en la que se solicitaba una reunión con el Monarca, para trasladarle las críticas y el malestar detectado entre los socios y simpatizantes de la organización. WWF calificó el viaje del Rey como “desafortunado acontecimiento”. La ONG cuenta con más de 30.000 socios en España.

Actualmente, las cacerías de elefantes son legales en Botswana, Namibia, Sudáfrica y Zimbaue. En estas cuatro naciones se permite la caza con cupos y el comercio de ciertos productos. WWF ha querido enfatizar una idea: la principal amenaza es la caza ilegal para comerciar con los colmillos.

Vía | El País
Foto | Romana Correale

Comentarios

1 comentario
  • ZetaLucy

    Con bien se dice en artículo es una ONG conservacionista, es decir que a WWF solo les interesan las especies en peligro de extinción y no la situación del resto de animales. A los socios de WWF les diría que si les importan todos los animales, donen su dinero a asociaciones más pequeñas que dedican su vida a todos los animales y que nunca se llamarían ecologistas, ni conservaciones, pues son Animalistas. ¿No sabían hace décadas que el rey era cazador? Supongo que estarán de acuerdo en que mate perdices, fruto de la cría cinegética, que nacen para que las maten personajes como él, pero no un elefante porque están en peligro de extinción, sino lo estuviera ¿qué pasaría? Estoy segura de que muchos de sus 30.000 socios están “engañados” y piensan que ayudan a los animales, no solo a unas cuantas especies.

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 18 abril 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *