10 agosto 2009 Medio Ambiente, Paraiso Natural, Peligro de extinción

pelazo.gif

La bahía de Hudson, en Canadá, es por derecho propio una de las mayores reservas de osos polares del mundo. Mientras el hielo aguante este enorme ejemplar seguirá caminando por sus valles de nieve durante el invierno. Siempre que el hielo aguante.

Estos osos blancos danzan por la bahía durante el invierno. Esta época del año es para los enormes animales un enorme supermercado donde poder abastecerse para todo el año. Los osos comen de todo, e incluso se les puede ver tan campantes nadando en busca de las focas marinas. Algunos privilegiados les han visto jugar con sus crías a orillas de la costa. Pero cada año que pasa hay menos espacio para los juegos, también hay menos tiempo para almacenar alimentos.


El calor aparece antes y escapar es más difícil. Recordemos a los osos nadando en busca de alimentos que perecían sin ningún iceberg cerca para descansar. Los pudimos ver en la película Una verdad íncomoda, cinta de Al Gore, ganadora de un Óscar . Tan común es su presencia que algunas Agencias de Viajes organizan excursiones en grupos pequeños para observarlos en plena naturaleza. Pero cada vez se les ve menos. Los osos se esconden antes.

El periodo de hibernación tradicional ha aumentado unas tres semanas por el enorme calor. Un aumento de grados que se antoja difícil si tu cuerpo lo cubre un tremendo pelaje blanco preparado para aislarte térmicamente en épocas de frío. Como si de una película de Hitchcock se tratase, estos osos huyen hacia el norte por el noroeste, dentro de una calle cortada, en un callejón sin salida.

Vía | ElPaís.com

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 10 agosto 2009
  2. Donde viven los osos polares - Blog de Viajes 23 diciembre 2009

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *