24 enero 2012 Flora

nueva variedad

Mediante una investigación llevada a cabo por la Universidad Miguel Hernández se busca mejorar la productividad vegetal. La idea es mejorar las especies para que sus raíces tengan mayor posibilidad de captar agua.

Todos sabemos que los tomates necesitan de mucho sol y de mucho agua para crecer. Pero en las zonas áridas el tema del agua es un problema, por eso se busca que las raíces del tomate tengan las mismas características que las raíces del cactus.

El proyecto se llama Rootopower y busca que las raíces tengan interacción con microorganismos del suelo para así lograr aumentar la producción de cultivos de hortalizas en zonas donde el suelo no es favorable faltando agua y con una salinidad mala, además de ser suelos más duros y con temperaturas extremas.

Se eligió el tomate por ser un cultivo de producción mundial y su genoma esta secuenciado, para así poder tener mejores resultados. De ser bueno se ira probando con otra variedad. Países como España, Holanda y Turquía participan del proyecto por ser excelentes productores.

La idea es hacer una mayor variabilidad natural del tomate silvestre, para que se adapte a condiciones adversas. Mediante este proyecto el sistema radicular del tomate favorezca la captación de agua y de los nutrientes aumentando la salinidad y la dureza del suelo por medio de las nuevas raíces y mejorando la interacción con las bacterias y los hongos del suelo todo con el fin de aumentar la productividad del cultivo.

Desde siempre se han mejorado las variedades mediante el cruzamiento de las plantas para mejorar su calidad, ahora la ciencia puede ayudar un poco más para que los tiempos sean más cortos.

Vía | CCAA
Foto | Flickr – Jimax

Comentarios

1 comentario

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 24 enero 2012
  2. Se podrá tener mejores tomates 2 junio 2012
  3. Así aguantan las plantas las épocas de sequía 5 agosto 2015

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *