3 julio 2009 Curiosidades, Noticias, Salvajes

1509080211_tiburon_blanco.jpg

Son pocos los estudios a cerca de los hábitos alimentarios de los tiburones. Un estudio de la cacería del tiburón blanco sobre la población de lobos marinos, ha revelado ciertos patrones recurrentes; al parecer estos tiburones atacan después de buscar una zona adyacente desde dónde alcanzar a su próxima presa. Por lo tanto, no vagan sin rumbo por el océano.

Son las conclusiones de los expertos en tiburones Neil Hammerschlag, de la Universidad de Miami en Estados Unidos, y Alden Martin, de la Universidad de Columbia en Canadá, quienes decidieron estudiar los métodos de depredación de la especie más grande de tiburones, el enorme blanco; este estudio buscaba sopesar la táctica cazadora del tiburón blanco, con los métodos cazadores de un asesino.

El estudio fue realizado en la isla de las focas en False Bay, punto de encuentro de cientos de tiburones por ser esta bahía el hogar de unos 64.000 lobos marinos; se observaron los ataques de los tiburones, registrando posteriormente la ubicación del tiburón, su profundidad en el agua y el éxito del ataque. Lo curioso de este estudio, es que para analizar el comportamiento del tiburón como “asesino”, los investigadores se valieron de la colaboración del doctor Kim Rossmo, experto de justicia criminal basada en el Centro de Inteligencia e Investigación de la Universidad Estatal de Texas.

Según Rossmo, utilizando la ubicación de una serie de crímenes vinculados, es posible predecir la ubicación del “punto de anclaje” del criminal (el lugar donde lleva a cabo el ataque); aplicando estas técnicas analíticas los investigadores establecieron que el gran tiburón blanco sigue una estrategia de caza similar. Eligen un “punto de anclaje” particular, para visualizar desde allí a su próxima presa.

Se acomodan aproximadamente a 100 metros al sur del lugar principal en que los leones marinos tocan la playa, encontrando un punto de perfecto equilibrio desde dónde ver y atacar. Los tiburones pequeños saben que no podrán competir contra los grandes desde este punto, y amplían un poco su radio de caza; los científicos dicen que los tiburones como otros predadores afinan su técnica de búsqueda con la experiencia.

fuente | Journal of Zoology

Comentarios

2 comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Animales asesinos: el tiburón blanco, puesto 10 28 julio 2009
  2. Menús sin aletas de tiburón 6 febrero 2012
  3. El tiburón no es tan peligroso como parece 22 junio 2014
  4. Esta es la razón por la que los tiburones blancos se deben mantener en libertad 4 noviembre 2016

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *