11 mayo 2010 Domésticos, Medio Ambiente, Noticias, Salvajes

rattus-norvegicus.jpg

Según los expertos, estas criaturas junto con el ciervo sica (Cervus nippon) y la rata almizclera (Ondatra zibethicus) son las que provocan un mayor impacto ecológico y económico en Europa. Para elaborar el estudio, el equipo de científicos tuvo en cuenta una serie de indicadores entre los que incluyeron la amenaza que representan para las especies nativas y su distribución en una región determinada.

Los investigadores, dicen haber desarrollado un sistema de puntos para comparar el impacto de las especies no nativas entre los mamíferos de gran interés. “Esta metodología puede utilizarse para identificar las especies no nativas más dañinas y priorizar las medidas de conservación, para reducir sus efectos negativos”, señalan los expertos.

Para desarrollar este sistema, se analizaron informes sobre el impacto de todos los mamíferos invasores de Europa y los clasificaron según su impacto económico o ambiental. Dentro de estas dos clasificaciones, se establecieron una serie de subdivisiones según su impacto, considerando factores como la transmisión de enfermedades y su efecto sobre la agricultura.

A cada criterio, los investigadores le adjudicaron una puntaje por su impacto: de cero (sin impacto conocido) a cinco (impacto máximo) para determinar su impacto potencial. Una vez obtenida esta nota, multiplicaron este impacto potencial por el porcentaje del área dentro de Europa ocupada por la especie invasora para obtener lo que llamaron, el impacto real.

Este inovador sistema les permitió evaluar 34 especies de mamíferos invasores y la puntuación más alta la obtuvieron las ratas comunes, junto con los ciervos sica y las ratas almizclera como hemos comentado anteriormente. Los investigadores optaron por establecer esta metodología dada la dificultad que había hasta el momento para obtener una visión general de cuáles eran las especies más dañinas para los hábitats nativos.

Vía | BBC Mundo

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 11 mayo 2010
  2. Se podrían prevenir epidemias 23 septiembre 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *