21 julio 2010 Cuidados, Curiosidades

La presencia de las medusas

Llegados al verano, y como cada año, el retorno masivo de medusas en las playas ya esta causando incomodidades a los bañistas. Por este motivo, es muy importante estar bien informado de este animal, y dejando un poco de lado el temor que causa a muchas personas.

Primero de todo, debemos de tener en cuenta que no son peligrosas, tan solo debemos evitar el contacto. Y por descontado, las medusas se encuentran en su medio natural con muchos por qué de su existencia.

A descripción general, las medusas son invertebrados que pertenecen al grupo de los Cnidarios, y al ser adultos viven flotando en el mar, ya que son organismos pelágicos.

La característica que tienen en común todos los cnidarios es el tener unas células urticantes, conocidos como cnidocistos, y tienen la función de capturar presas y defenderse. Estas células se encuentran en los tentáculos y aún siguen activas aunque la medusa esté muerta. Es por ello, que se recomienda no tocar el animal aunque la encontremos en la arena.

En el momento en que estas células urticantes se encuentran en contacto con la presa se dispara un mecanismo creando una pequeña herida por donde penetra una sustancia urticante. Esto es lo que sucedería en el caso que una persona tocase una medusa.

Por otro lado, es muy interesante conocer que las medusas viven alejadas de la costa, y que se encuentran a mar abierto pero son fácilmente desplazadas por el viento y las corrientes superficiales del mar. Esto puede suceder durante todo el año, pero es mucho más frecuente durante el verano que es cuando los vientos soplan de mar a tierra.

El hecho de que sean fácilmente desplazadas por las corrientes de agua, esto hace que no tengan la capacidad de volver a mar abierto y mueran en las playas donde son devoradas por peces e invertebrados.

Estas proliferaciones masivas de medusas en las costas son a día de hoy un grave problema, ya que es como un síntoma de los problemas ambientales como la sobrepesca, la modificación de los hábitats, el cambio climático, la eutrofización, etc.

En resumen, si en el caso de ir a la playa y encontrarnos con una medusa, no nos tenemos que alterar, simplemente no la tocamos ya que ella por si sola no nos atacará. Debemos concienciarnos de que hay más vida aparte de la nuestra y tan solo se trata de convivir lo mejor posible.

Vía | Ecoticias

Comentarios

1 comentario
  • Àlex

    Hola.

    Yo personalmente no lo encuentro un animal demasiado peligroso, por depende de algunas puede parecer peligrosa (niños,enfermos,ancianos,etc…), debo recordar que són animales que por si mismos no atacan, simplemente tienen su mecanismo de defensa, y cuando notan que algo les toca, lo activan.

    Para nada hay que tener miedo de ellas, són animales cómo muchos otros que utilizan sus mecanismos própios de defensa, cuando veamos una no hace falta asustarse, simplemente, salir del sitio rápidamente, ya que la corriente o una ola podría hacer que se acercara de golpe y nos picara…

    Y un remedio bastante eficaz para las picaduras de medusas; Siempre que les pique una medusa, recuerden untarse VINAGRE donde hay la picadura, la substáncia calmará rápidamente los efectos que produce la picadura de la medusa y la desinfectará, ya que en la playa estamos expuestos completamente a residuos tóxicos.

    Un saludo.
    PD: Me pareció buena noticia.

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 21 julio 2010
  2. Peces 12 septiembre 2010
  3. Proyecto medusas 30 junio 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *