25 marzo 2012 Paraiso Natural, Peligro de extinción

El origen de la fauna de Madagascar parte de África y la India.

Una reciente investigación internacional ha concluido que la fauna de Madagascar es el fruto de una serie de dispersiones oceánicas, provenientes de África y Asia. El territorio que hoy es la isla de Madagascar se separó del continente africano hace 130 millones de años. Después, hace 80 millones aproximadamente, se escindió de la India, tras la desmembración de Gondwana.

Estos estudios, en los que también ha participado el CSIC español, han logrado reconstruir el proceso de colonización de la isla, por parte de las especies que hoy la habitan. Las conclusiones han llegado tras analizar genéticamente los vertebrados de Madagascar y los de las zonas más próximas de África, Asia y Sudamérica.

Es probable que fuertes ciclones y huracanes arrastraran restos de vegetación, troncos y árboles hasta las orillas malgaches, portando los primeros colonizadores de Madagascar. Esa migración tuvo que realizarse forzosamente a través del océano, ya que la profundidad del Canal de Mozambique hubiera hecho imposible una bajada de las aguas y la consecuente colonización terrestre.

La mayor parte de las colonizaciones tuvieron su origen en el continente africano, según explican los investigadores del CSIC. Sin duda, la cercanía influyó en este hecho. A pesar de separarse de Asia con posterioridad, Madagascar continuó muy cerca de África.

En la actualidad, Madagascar es una de las áreas del mundo con mayor y más rica biodiversidad. En la isla existen especies endémicas únicas, tanto de la flora como de la fauna. Sin embargo, el futuro de esta riqueza está en el aire, según los científicos del CSIC. Éstos alertan sobre un hecho: el hombre sólo lleva dos milenios en la isla y, desde entonces, se ha extinguido el 90 por ciento de la superficie de hábitats originales.

Vía | Público
Foto | Flickr-Frank Vassen

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 25 marzo 2012
  2. La polilla crepuscular, la más famosa y bella de los lepidópteros 29 julio 2014

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *