4 junio 2009 Curiosidades, Paraiso Natural

aves

Algunos investigadores aseguran que, por medio del canto, las aves informan sobre sí mismas, su sexo, su edad, su estatus social y sus relaciones de familia. También, por medio del canto, las aves dan señales sobre la cercanía de un predador, marcan su territorio y principalmente, atraen a su pareja.

Guillermo Enrique Hudson, nacido en la Argentina, fue un apasionado de los pájaros desde su niñez hasta su muerte en Inglaterra, en el año 1922. Se convirtió en un gran escritor y en un naturista de campo, como a él mismo le gustaba llamarse.

En su libro Aves del Plata cuenta muy amenas anécdotas de pájaros. Una mañana mientras se encontraba caminando bajo un chañar, lo atrajeron las notas que salían de una espesura. Eran superiores en melodía, fuerza y variedad a las de cualquier otro canto de ave. Pero, de pronto, esa música exquisita cesó y del mismo lugar brotó un canto chillón, confuso e impetuoso de otro pajarito. Y después, el de otro y el de otro.

Entonces entendió lo que pasaba: se trataba de una calandria de las que llaman “blancas”, aves migratorias capaces de imitar los cantos de otros pájaros, que llevaba a la Patagonia las voces de las aves de otras regiones que había visitado.

Pero quizás es más hermosa aun su descripción del canto del hornero. El macho y la hembra, siempre atareados, se encuentran varias veces durante el día y expresan su alegría con un concierto de notas claras y resonantes. Hudson supone que eso es lo común en las especies que se aparean para toda la vida. El pajarito que ve llegar a su pareja emite notas fuertes y medidas, a veces, un trino profundo con sonido metálico. Su compañero recién llegado le hace dúo y permanecen erguidos uno frente al otro, con los cuellos extendidos, las alas colgando y las colas abiertas, temblando por la emisión de su canto y golpeteando las ramas con sus alas.

Fuente | Aves del Plata – Hudson

Comentarios

4 comentarios
  • El Pajaro Espino

    Doy de comer a los bencejos

  • Mari Melendez

    Yo, simplemente, amo a las aves. A todos los animales, pero las aves tienen un lugar especial en mi corazon. Desde nina tuve periquitos y ahora de adulta, tengo cuatro cocatiles a los que les dejo la puerta de su jaula abierta dia y noche. Tienen las alas cortas y nacieron en cautiverio. Entran y salen de su jaula a su antojo y tienen un armazon de madera al lado de la jaula que les permite mayor libertad de movimiento. Cuando llego a casa, ellos gritan, y cuando me ven, se acercan a mi y ponen la cabecita para que se las rasque. Quien puede decir que las aves no entienden? Ellas tienen sentimientos. He visto madres de familia que les compran aves a sus hijitos pequenos para que jueguen con ellas. Las avecitas no son juguetes y, si bien es cierto que pueden tenerse con ninos pequenos, se debe asegurar que los ninos no las toquen pues ellos no miden sus fuerzas y no entienden lo delicadas que son las aves y que son seres dignos de nuestro respeto, carino y devoto cuidado si las tenemos a nuestro cargo. Amo a las aves!

  • amalia

    hola quisiera saver que suelen comer los pajaros mosca y que cuidado ay que darle,pues me regalaron uno,pero no se si es macho o hembra,ni que ay que darle para comer,GRACIAS.

  • Alvaro Gamito

    se vende pajaros canarios razas españolas a buen precio se venden por lotes aproximadamente de 100 pAJAROS si alguien esta interesado puede llamar por la tarde al numero 957028147 o 645374103

Enlaces y trackbacks

  1. El pájaro mosca 17 febrero 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *