4 mayo 2010 Enfermedades, Medio Ambiente, Noticias

Mosquito Aedes aegypti transmisor del dengue

El mosquito transmisor de enfermedades como el dengue y la fiebre amarilla fue ampliando las zonas donde se desarrollaba, debido al cambio climático. Peligroso acosador de las regiones tropicales, ahora está emigrando hacia importantes zonas que se consideraban bajo la influencia del clima templado. El Aedes aegypti ataca, enferma y muchas veces mata al ser humano, y para colmo, los repelentes comenzaron a ser una defensa cada vez más débil frente al peligro.

Hasta ahora se creía que el propio mosquito había desarrollado la resistencia al DEET, el repelente más usado, pero científicos del Centro para el Manejo Sostenible de Plagas y Enfermedades en Hert-fordshire (Reino Unido) acaban de comprobar que la resistencia la recibieron de herencia. El estudio fue realizado por un equipo de biólogos dirigidos por Linda Field. Causa cierta inquietud saber que, en sólo una generación, las hembras inmunes al producto pasaron del 13 % a más del 50 %.

Los científicos lograron localizar un receptor sensorial ubicado en las antenas del mosquito que provoca la insensibilidad al repelente más eficaz producido hasta la actualidad. Además se pudo establecer que este complejo proceso depende sólo de un gen del insecto sometido a estudios.

Este inquietante descubrimiento se podría aplicar a otros productos. La intromisión del hombre en el equilibrio del planeta sigue provocando consecuencias inesperadas, y este caso es un claro ejemplo de ello. La ausencia de políticas eficaces para disminuir los gases de efecto invernadero y para preservar la biodiversidad, nunca podrá ser reemplazada por el uso y abuso de productos químicos, por excelentes que sean los repelentes y los insecticidas.

Vía | público.es

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 4 mayo 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *