30 marzo 2009 Bioficha, Curiosidades, Salvajes

bonobos

Los bonobos parecen chimpancés pigmeos pero en realidad son una especie totalmente distinta. Estos animalitos (Pan paniscus) viven en las selvas congoleñas y de solo observar su comportamiento nos dan lecciones de tolerancia hacia los semejantes.

En general se sabe poco de los bonobos, hasta los conocedores de la materia se sorprenden cuando oyen hablar de ellos por primera vez.. Podemos darte tres razones de su desconocimiento: en primer lugar fueron descubiertos en el año 1933 por casualidad, cuando un antropólogo europeo descubrió que un cráneo descubierto no era el de un chimpancé joven. Por otro lado, habitan en un solo país (la Republica Democrática del Congo), viven en una jungla muy densa. Y la última razón por la cual son desconocidos es porque su número es muy bajo.

El estudio de estos primates aun esta poco avanzado, los primeros en investigarlos fueron los japoneses en la década del ’70, en este caso solo se trato de estudios observacionales. Solo muy pocos centros del mundo realizan estudios no invasivos de esta especie. Uno de ellos está en Estados Unidos, otro en Alemania (Leipzing), y otro en las afueras de Kinshasa.

Los bonogos son pequeños, con caras finas y negras y sus labios muy rosados. Es normal que caminen largas distancias en posición bípeda. Tiene la característica de ser muy divertidos y la franqueza de mirarte directamente a los ojos.

Se diferencias de los chimpancés en el hecho que éstos son como los “pandilleros” que van a las tribus vecinas a matar a los machos jóvenes, igual que hacen los humanos cuando se encuentran en guerra. En cambio los bonobos se relacionan en forma pacífica.
En un estudio se les ha dado a los chimpancé y a los bonobos un montón de comida. Los bonobos juegan entre ellos antes de sentarse a compartirla, sin sentir celos si otros comen de su pila. Los chimpancé se evitaban, se sientan separados unos de otros actuando de forma más egoísta.

Los bonobos se encuentran emocionalmente vinculados, ellos cooperan de una manera más sofisticada que otros animales.

Se acaba de descubrir que las diferencias existentes entre los bonobos y los chimpancés se podrían deber a un solo gen “social” que actúa por medio de un neuropéptido que se llama vasopresina. Quienes tienen esta sustancia suelen ser más sociables y menos agresivos.

Fuente| Revista Muy interesante

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *