2 noviembre 2011 Curiosidades

pueden morrir por estres

Las libélulas se asustan mucho, con solo la presencia de algún peligro entran en un cuadro tan grave de estrés que pueden llegar a morir. Esto se dio a conocer en un estudio llevado a cabo en Canadá, por la Universidad de Toronto y publicado en la revista Ecology.

Los científicos quisieron investigar acerca del impacto que los depredadores tienen en sus presas y lo que descubrieron realmente es impresionante. El jefe del Departamento de Ecología y Biología Evolutiva, Locke Rowe, anunció: “a medida que aprendemos más sobre la respuesta de los animales a condiciones estresantes, sea debido a depredadores u otros factores tanto naturales como causados por la acción humana, vemos que el estrés genera un riesgo mayor de muerte“.

Estas conclusiones permitirían a los investigadores entender las respuestas de otros organismos en condiciones parecidas y así saber cuales son las consecuencias del estrés.

En un primer momento los científicos criaron larvas de libélula (Leucorrhinia intacta) dentro de un acuario al lado de los depredadores. En primer lugar las especies estaban separadas de manera que las larvas podían ver a los depredadores pero estos no podían alcanzarles.

Cuando se encontraron expuestas a la presencia de depredadores tuvieron un índice de supervivencia entre 2.5 y 4.3 veces mejor que aquellas que no se encontraban sometidas al mismo estrés.

En una segunda etapa del experimento el 11 por ciento de las libélulas jóvenes que estuvieron en presencia de depredadores murió en el proceso de metamorfosis cuando se iban a convertir en insectos adultos.

Las respuestas al estrés pueden tener un costo alto para los animales, afectando su capacidad para combatir otras amenazas en el ambiente y haciéndolos más vulnerables a otros factores de mortandad“.

Los científicos aún se encuentran investigando cuales son los cambios que se producen en el organismo de los insectos ante la presencia de un depredador.

Vía | BBC
Foto | Flickr – Chausino

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Las libélulas, unos insectos fascinantes 7 enero 2015

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *