9 enero 2018 Peligro de extinción, Salvajes

lechuza

La lechuza común (Tyto alba) ha sido elegida como Ave del Año 2018 por la gran mayoría de los que han participado en la tradicional votación que organiza SEO/Birdlife todos los años. Se trata de una de las rapaces nocturnas que mayor declive está experimentando en el país, donde sus poblaciones se han reducido en un 13% en la última década, aunque en algunos lugares su número se ha visto mermado hasta en un 50%.

En esta edición de las votaciones a Ave del Año un total de 3.796 socios y simpatizantes han mostrado sus preferencias para elegir la especie en cuestión. La lechuza común se ha impuesto al resto de candidatos gracias a 1.719 apoyos frente a los 1.134 del chorlitejo patinegro 1.134 y los 943 del alimoche común.

La elección de la lechuza común como Ave del Año sirve para denunciar esta situación de declive, instar a las autoridades a tomar cartas en el asunto y a que la población tome conciencia sobre esta especie. “La ciudadanía ha decidido que pongamos el foco en la lechuza común. En silencio, como cuando vuela, esta especie nos avisa, desde hace años, sobre la paulatina pérdida de vida en el campo. Se la ve menos, se la oye menos. Ocurre lo mismo con los insectos. Con los roedores. Con los paisajes y con el paisanaje”, detalla la directora ejecutiva de SEO/BirdLife, Asunción Ruiz.

Precisamente, las poblaciones de lechuza común están íntimamente ligadas al mundo rural y el deterioro de este mismo está pasando factura a esta rapaz nocturna. La transformación agraria ha hecho que los lugares donde la lechuza habitaba hayan sido destruidos o radicalmente transformados, obligándola a abandonar su hábitat. También el mayor uso de pesticidas ha hecho que el volumen de insectos y de pequeños roedores haya disminuido, limitando por tanto las vías de alimentación de esta rapaz.

Fuente | SEO/Birdlife
Fotografía | Wikimedia Commons

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *