12 agosto 2009 Curiosidades, Medio Ambiente, Noticias

estrella.gif

El cielo negro y espeso que nos recubre cada noche todavía esconde miles de preguntas. El último estudio de la revista Nature confirma que las galaxias grandes nacieron de la absorción de otras más pequeñas o de la explosión de nebulosas. De esta forma, se cuestiona así el modelo que hasta ahora imperaba en el universo. También durante siglos se pensó que la tierra era cuadrada.

El hombre está fascinado por el cielo desde el principio de los tiempos. Las pinturas de los primeros Homo sapiens ya reflejan estrellas, soles y lunas. Sin embargo y después de muchos siglos de estudio, parece que seguimos sin saber nada de esa inmensidad apodada universo que rodea al planeta azul.

El hallazgo ha confirmado que una galaxia ancestral podría tener el mismo tamaño que las más jóvenes. Para los que estamos verdes en lo que a cuestiones astronómicas se refiere no significa mucho, pero los científicos se apresuran en aclarar que es cómo si el viejo Londimium romano tuviera la misma densidad de población que el Londres actual. Mucho más claro.

De manera que ya había grandes alineaciones entre las primeras formaciones galácticas. Esto ha dejado boquiabiertos a los científicos de las Universidades de Yale, Princeton y Leiden, que se habían tirado 29 horas seguidas estudiando su longitud, velocidad y los años luz que la separan de la tierra.

Los análisis parecen haber encontrado la respuesta a la creación y dicen que este tipo de formación galáctica puede aclarar muchas dudas y quizás permita elaborar un nuevo mapa con diferentes rutas. Quién sabe. Una gota más dentro del mar del conocimiento.

Fuente | El heraldo

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 12 agosto 2009
  2. Los más antiguos agujeros negros 20 junio 2011

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *