21 febrero 2012 Noticias

control de plagas

La cucaracha de la madera (Parcoblatta), tiene la capacidad de emitir feromonas sexuales a medio kilómetro de distancia, estas sustancias químicas son muy importantes dentro del control de plagas forestales y agrícolas.

Estas cucarachas habitan en los bosques de pino ubicados al sudeste de Estados Unidos, dentro de la corteza de los árboles muertos. Si no se controla se pueden volver una verdadera plaga. Los insectos pueden emitir un compuesto químico por el cual atraen a los miembros de la misma especie, un descubrimiento muy importante realizado por la Universidad de Lleida.

Una de las causas de su importancia es que hasta la actualidad los científicos sólo han podido identificar seis feromonas de cucaracha en todo el mundo. Para aislar la feromona debieron combinar diferentes técnicas, entre ellas la cromatografía de gases para separar los compuestos y la resonancia magnética nuclear para poder reconocer la estructura química.

Esta sustancia es trascendental para el control de plagas agrícolas y forestales, pudiendo colaborar en la disminución de la población y en la racionalización del uso de insecticidas. Según se estima gracias a este descubrimiento se podría colaborar en la conservación del Carpintero de Cresta Roja (Picoides borealis), un ave que se encuentra en peligro de extinción. “Tener monitorizadas las poblaciones del insecto mejoraría su conservación“.

A partir de ahora se deberá seguir investigando acerca del método de control comercial para poder usar los feromonas en el interior de las casas, empleando la sustancia química como un importante cebo para atrapar los insectos.

Vía | La Vanguardia
Foto | Flickr – Escael

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Las amigables cucarachas 16 mayo 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *