4 septiembre 2010 Curiosidades, Medio Ambiente

envases.jpg

Prácticamente todos los productos de la vida cotidiana se presentan muy bien envasados.

El vidrio se fabrica a partir de arenas de cuarzo. Se funden en grandes hornos y luego, por diferentes procesos, se fabrican envases y una gran variedad de elementos. El vidrio es totalmente reciclable, limpio y no produce en los alimentos ningún tipo de alteración de sabor, color o transmisión de sustancias toxicas. Sus inconvenientes residen en: que representan un 50% del peso total del producto adquirido, los altos costos de flete y de lavado. Pese a estos inconvenientes la reutilización sigue siendo la mejor opción.

Los envases de metal son muy usados para alimentos en conserva. Son degradables por la naturaleza, pero presentan un estañado que es toxico, a lo largo del tiempo. El alimento propiamente dicho está aislado del envase metálico por una delgada capa de barniz o plástico, que evita que éste reacciono con su contenido orgánico. El latón es reutilizable y se degrada con relativa facilidad.

Hace poco tiempo se ha instaurado el aluminio reciclable en toda la industria de alimentos envasados, fundamentalmente para bebidas y conservas. El reciclado de aluminio gasta la mitad de energía necesaria para obtenerlo a partir del mineral, llamado bauxita.

Otro metales comunes en la basura, pero que no forman parte de los envases, son restos de elementos domiciliarios de construcción como el hierro, plomo, cobre, bronce. Estos son recicladlos por las industrias.

Nos queda hablar de los envases de plástico, pero eso te lo dejamos para el próximo artículo.

Vía | ARPET
Foto | Flickr – Chuchurex

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 4 septiembre 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *