10 noviembre 2011 Curiosidades, Medio Ambiente

El triatlón y otros deportes ya son sostenibles
La preocupación por la sostenibilidad ha llegado, también, al deporte. Para la práctica de éste, como en cualquier otra actividad humana, se precisa el empleo de determinados recursos naturales y ambientales. Últimamente, se están tratando de aplicar prácticas beneficiosas para la biodiversidad y el medio ambiente. En esta línea, hace unos años se lanzó la Estrategia Nacional sobre Deporte y Sostenibilidad. La iniciativa es de Green Cross España, con la colaboración del Consejo Superior de Deportes y el apoyo del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino.

Un ejemplo, que demuestra la creciente preocupación por la ecología en el deporte, es la Unión Internacional de Triatlón. Esta asociación posee una comisión de sostenibilidad, que refuerza la idea de la conservación de la biodiversidad y el equilibrio entre la práctica del triatlón y el respeto al medio ambiente. Al parecer, correr, nadar y montar en bicicleta son los deportes más ecológicos del planeta.

La triatleta española, Marisol Casado, presidenta de la Unión Internacional de Triatlón, ha resaltado, recientemente, la labor que el centro deportivo internacional El Anillo, al norte de la provincia de Cáceres, realiza en relación con el desarrollo de materiales y actividades deportivas en el medio ambiente. En este centro, se concibe el deporte como un sector que genera valor, crecimiento y empleo, que debe compatibilizarse con una explotación y disfrute sostenibles.

Algunas de las medidas adoptadas en las competiciones de triatlón son: el suministro de bebidas por medio de dispensadores o jarras, la utilización de alimentos de temporada y autóctonos, no usar retretes químicos, empleo de carteles procedentes de bosques ecológicos, reducción de la potencia de iluminación etc.

En otras disciplinas, también se están empezando a tener en cuenta los criterios medioambientales, a la hora de organizar cualquier tipo de evento deportivo. Por ejemplo, se trata de reducir el impacto sobre zonas naturales sensibles, elegir equipamientos que cumplen criterios ambientales o la restauración de las zonas ocupadas, una vez finalizadas las competiciones.

Otra muestra de la relación creciente entre deporte y ecología puede ser el programa Green Goal, a propuesta de la FIFA y la Federación Colombiana de Fútbol. Se trató de un acción, que formó parte de la edición de la Copa Mundial de Fútbol Sub 20 de Colombia, organizada en aquel país en el verano de 2011. El consumo de combustible y energía, generado por el mundial, será compensado con una reforestación, en algunas zonas de la nación, de más de treinta mil árboles.

Vía | Deporte sostenible
Foto | Flickr-Juantiagues

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 10 noviembre 2011
  2. Apagón para salvar el mundo 21 febrero 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *