8 julio 2015 Salvajes

golondrina

Las golondrinas son unas de las aves más características de nuestra geografía. Su vuelo ágil y rápido, capaz de realizar giros y recortes las han hecho muy llamativas y vistosas, capaces de cautivar a cualquiera que las contemple. Del mismo modo, en muchos de nuestros pueblos, aunque por desgracia cada vez menos, no se entienden las casas sin los particulares “cestillos” de barro que las golondrinas cuelgan de cualquier hueco en la techumbre.

Aunque estas aves gozaban de unas poblaciones amplias y con una buena salud, lo cierto es que actualmente están cada vez más amenazadas. La destrucción de sus nidos, una practica prohibida, tiene gran parte de culpa de su progresiva desaparición, aunque también les afecta la transformación del entorno campestre con la destrucción de sus hábitats naturales. En España podemos encontrar dos especies de estas aves: la golondrina común (Hirundo rustica) y la golondrina daurica (Cecropis daurica).

golondrina-daurica

La golondrina común es el ejemplo al que a cualquier persona que se le hable de estas aves le vendrá a la cabeza. Como anticipaba, se trata de un ave icónica que se distribuye por toda la península y que ha llegado a protagonizar versos de poetas como el romántico Gustavo Adolfo Bécquer con su “Volverán las oscuras golondrinas“. Él no sabía mucho sobre estas aves, pero quedó cautivado por su negra figura, confundido quizá por los aviones, y su reaparición en las tierras españolas con la llegada de los últimos días de primavera.

A pesar de que en la distancia pueda parecer un ave oscura, lo cierto es que es muy colorida, con tonos azulados, blancos e incluso rojizos a modo de corbata y en la zona del pico. La golondrina común ha sido clave para la identificación y el estudio de las migraciones en las aves. Son fácilmente identificables por su cromatismo, pero también por las plumas de su cola en forma de diapasón. Es un ave frágil y grácil, algo que puede observarse a simple vista con solo contemplar su vuelo.

En cuanto a la golondrina daurica, es bastante menos común en la península ibérica aunque también está ampliamente distribuida por la misma. Es originaria de África y Asia, aunque se ha extendido por nuestra geografía en los últimos años con bastante solvencia, aunque es mucho más rural y agreste que la golondrina común. Sus costumbres muy similares a las de la golondrina común, así como los nidos con forma de iglú invertido en los que cría a sus polluelos.

Su tamaño es menudo y es de vuelo ágil. Su apariencia es mucho más colorida que la golondrina común, en el que prevalecen los tonos azulados y crema sobre el negro que remata las puntas de sus alas. A pesar de que acutalmente se considera que sigue en expansión por nuestro territorio, le afectan los mismos problemas que a su “prima” común.

Vía | SEO/Birdlife
Fotografía | Jorge Rubio, Andrés Fernández.

También te puede interesar

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Conociendo nuestra fauna, aviones: avión común, avión roquero y avión zapador 17 julio 2015
  2. Golondrinas, vencejos y aviones regresan por primavera y necesitan tu ayuda 21 abril 2016

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *