8 abril 2012 Curiosidades

Harry es un cangrejo ermitaño que prefiere las piezas de lego, antes que las conchas de otros animales

El protagonista de esta curiosa historia se llama Harry y vive en un acuario de la ciudad británica de Windsor. Se trata de un cangrejo ermitaño que, de manera sorprendente, prefiere una concha elaborada con piezas de Lego para vivir, antes que los caparazones de los caracoles.

Harry vive en el parque Legoland. Los responsables del recinto le dieron a elegir entre varias alternativas y, finalmente, se decantó por una vistosa concha de colores azul, rojo y amarillo. Liane Riley, una de las trabajadoras de Legoland, ha afirmado que se le brindó un amplio abanico de opciones y pronto descartó las conchas naturales.

Al parecer, Harry no tiene ninguna intención en volver a emplear materiales naturales para la construcción de su casa. Ya se ha convertido en la estrella del recinto de Lego en Reino Unido. Este parque temático fue el segundo de la afamada cadena en abrir sus puertas, después de Legoland Dinamarca. Dispone de varias áreas (Imagination Centre, Miniland, Duplo Land, Lego City etc.). En todas ellas, las piezas del popular juego son las protagonistas.

Los cangrejos ermitaños (Pagurus bernhardus) pueden llegar a pesar 4 kilogramos y medir 10 centímetros. La característica más sobresaliente de estos animales es que no poseen caparazón, por lo que deben buscar refugio en conchas vacías de algunos moluscos. Son omnívoros y se alimentan de gusanos, crustáceos y restos de plantas.

Vía | ABC
Foto | David Spreekmeester

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 9 abril 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *