16 octubre 2011 Medio Ambiente, Paraiso Natural

El parque de Aigüestortes es representativo de la alta montaña pirenaica

El Parque Nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici, situado al norte de la provincia de Lleida, es un espacio protegido representativo del ecosistema de la alta montaña pirenaica. Su creación data del año 1955. Es, por tanto, la quinta reserva más antigua de España, tras el Teide, Covadonga, Ordesa y la Caldera de Taburiente.

Son característicos, en este espacio natural, los grandes meandros de alta montaña, que dan nombre al parque (aigüestortes). La gran protagonista del recinto es el agua, pues existen infinidad de lagos, riachuelos, cascadas y torrentes. Además, son numerosas las zonas de riscos y canchales, como Els Encantats.

En Aigüestortes, principal área lacustre de los Pirineos, podemos hacernos idea de la acción que el glaciarismo produjo en el Cuaternario, pues su apariencia actual se debe, en gran medida, a aquel período prehistórico.

El único parque nacional de Cataluña y segundo de la Cordillera Pirenaica, junto con Ordesa, es rico en bosques de pino negro, abeto, abedul y haya. En el recinto cohabitan especies faunísticas tan preciadas como el quebrantahuesos, el urogallo, el águila real, el pito negro y el sarrio.

El quebrantahuesos (Gypaetus barbatus) es, tal vez, el más mimado del parque. Se ha creado un plan de protección de esta rapaz, que está produciendo excelentes resultados. Entre las medidas llevadas a cabo, destaca la alimentación suplementaria de la especie en el invierno, con el objetivo de reducir la tasa de mortalidad.

También se cuida con ahínco la reproducción del urogallo. Se estima que, actualmente, existen más de un centenar de ejemplares dentro de la reserva. Se ha descubierto, igualmente, un importante número de estas aves en zonas limítrofes con el parque.

La ganadería siempre ha sido considerada un elemento altamente beneficioso para el parque. Hoy día, se permite la explotación parcial y temporal de los pastizales, durante determinados meses del año. No es difícil encontrar, por tanto, rebaños de ovejas pastando dentro de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici.

La indudable riqueza natural de Aigüestortes se combina, perfectamente, con la riqueza monumental y artística del Valle de Boí. El conjunto de iglesias románicas de la zona fue declarado Patrimonio de la Humanidad, por la UNESCO, en el año 2000.

Tras un par de ampliaciones, Aigüestortes i Estany de Sant Maurici cuenta con una extensión que supera las 14.000 hectáreas. Los habitantes de la región están sustituyendo, progresivamente, las actividades ganaderas por las turísticas y de ocio. Aprovechan, así, sus antiguas instalaciones pastoriles para crear casas y hoteles rurales.

Vía | Parques Nacionales
Foto | Flickr-Paco Esteban

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 17 octubre 2011
  2. Patrimonio de la Humanidad amenazado 29 febrero 2012

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *