Vómitos amarillos en perros, qué son y cómo tratarlos

Vómitos amarillos en perros, qué son y cómo tratarlos

Escrito por: Ildefonso Gómez Herrera    8 mayo 2018     Sin comentarios     2 minutos

Los vómitos amarillos en perros requieren de una cierta atención para ser tratados. Os enseñamos qué hay que hacer.

Cuando una de nuestras mascotas vomita ya hemos dicho que es muy importante fijarse en el propio color de los vómitos. Esta tonalidad puede llegar a darnos una gran cantidad de información, además de incluso detectar la dolencia que está sufriendo el animal. El vómito amarillo, por ejemplo, da lugar cuando el estómago de las mascotas está vacío, aunque en ciertas ocasiones también sea provocado por determinadas enfermedades con este efecto.

El vómito amarillo puede ser bilis, que esté alojada en el intestino delgado. Es decir, en algunos casos se fuerza a que el líquido sea expulsado por la boca, al no tener nada más que echar. Por lo general esto no es grave en perros jóvenes, aunque sí puede ser un mal signo en las mascotas más ancianas, ya que es síntoma de úlceras intestinales, inflamaciones y algunos tipos de cáncer.

En cuanto a las enfermedades que provocan este tipo de vómito encontramos la acidez, la pancreatitis, algunas enfermedades hepáticas (en las que el vómito es muy común) e incluso como respuesta a objetos que no son comestibles, con el fin de que no dañen el organismo. En este último caso la reacción también será la solución, teniendo en cuenta que al expulsar el objeto extraño se evitan daños mayores.

Cómo tratar el vómito amarillo

Perro

Antes de nada, si véis que el perro vómita amarillo es imprescindible que hagáis una visita al veterinario, ya que podría existir alguna enfermedad que es necesario solucionar.

Como medidas caseras es posible aumentar la cantidad de raciones de comida hasta las tres diarias, cambiando incluso el tipo de alimentación e insertando más proteínas. No olvidéis que las llamadas dietas BARF son buenas para el organismo de los animales. Por último, recordad optar por la comida que sea de más calidad. Esto es muy importante, ya que la misma actuará de una forma u otra en el organismo.

Aunque en un principio el vómito amarillo no es una razón para preocuparse en exceso, sí es cierto que es recomendable acudir al veterinario con el fin de conseguir una conclusión clara.

Vía | VetStreet
Fotos | Pixabay – ruebe237 | PxHere


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.