Cómo tener un perro peligroso de vigilancia y no morir en el intento

Cómo tener un perro peligroso de vigilancia y no morir en el intento

Escrito por: Javi    14 agosto 2019     Sin comentarios     3 minutos

Un perro de raza potencialmente peligrosa es igual de doméstico que cualquier otro, pero por su genética y complexión pueden ser más agresivos que otros.

Un perro puede ser un compañero perfecto para mucha gente, aunque a la hora de escoger uno conviene tener en cuenta la posibilidad de que pertenezca a una raza considerada como potencialmente peligrosa. Es perfectamente posible tener un perro de una de esas razas; no se trata de asesinos sedientos de sangre, sino de animales grandes y fuertes, con los que se deben tomar ciertas precauciones debido a que un incidente podría ser mucho más peligroso que si se tratara de un perro de otro tipo.

Normativa

Rottweiler Adiestramiento Faunatura

La legislación española es muy clara respecto a la hora de tener un perro potencialmente peligroso. Antes de nada, es imprescindible obtener una licencia administrativa que certifique que la persona cumple los requisitos impuestos por el estado.

Además, ha de cumplir una serie de puntos, como ser mayor de edad, no haber sido condenado por una serie de delitos, tener las capacidades físicas y psicológicas adecuadas, y haber formalizado un seguro de responsabilidad civil por daños a terceros. Esta licencia deberá ser renovada cada cinco años.

Por su parte, el perro también ha de cumplir ciertas normativas, como utilizar siempre bozal en espacios públicos. Una persona no puede pasear a la vez dos perros considerados potencialmente peligrosos, y siempre ha de llevar una correa que no sea extensible. El incumplimiento de estas normas podría implicar sanciones monetarias o incluso la incautación del animal.

Dogo Argentino Faunatura

Las razas consideradas como potencialmente peligrosas, en su mayoría, lo son debido a su tamaño, su fuerza y a lo peligrosa que puede llegar a ser su mordida, pero no porque sean agresivos o tengan instintos asesinos. Si el animal tiene un dueño responsable y activo puede ser un excelente compañero. Eso sí, deberá cumplir con la normativa y cuidar del perro como corresponde.

Características de los perros peligrosos

En general, los perros que son considerados como potencialmente peligrosos suelen tener una serie de características en común. Estas suelen ser físicas en su mayoría, aunque también pueden ser psicológicas, y a menudo están ligadas al tipo de tarea para la que fue criada dicha raza en origen. Algunas de estas características pueden ser una musculatura fuerte y una constitución robusta y atlética, un carácter bastante marcado, y un cuello ancho, corto y musculoso.

Dogo Burdeos Faunatura 1

Estos perros también suelen tener una cabeza voluminosa, de cráneo ancho. Como podemos ver en este artículo sobre las enfermedades del Dogo de Burdeos, eso puede suponer un problema de salud para el animal, dificultándole la respiración. Otras características que ayudan a reconocerlos son unas mandíbulas grandes, pelo corto y una disposición concreta de las extremidades, con las anteriores rectas y robustas y las posteriores muy musculosas y algo inclinadas.

Algunas de las razas de perros que, debido a estas características, son consideradas como potencialmente peligrosas, son el ya mencionado Dogo de Burdeos, originalmente criado como perro guardián, el Rottweiler, cuya fuerza incluso permitía utilizarlo como animal de carga siglos atrás, o el Dogo Argentino, criado para la caza. Otras razas que entran en la clasificación son el Pit Bull Terrier, el American Staffordshire Terrier o el Akita Inu.


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.