Osos polares y uno de los embarazos más curiosos

Osos polares y uno de los embarazos más curiosos

Escrito por: Ildefonso Gómez Herrera    8 marzo 2018     Sin comentarios     1 minuto

Los osos polares tienen uno de los embarazos más curiosos del reino animal. Sobre todo porque pueden elegir cuando sucederá.

En el reino animal existen una gran cantidad de curiosidades, a cada cual más sorprendente. Ya hemos comentado algunas por aquí, aunque en esta ocasión nos vamos a centrar en el embarazo de un animal en concreto, el oso polar. Aunque parezca un mamífero completamente normal, tiene un detalle que deberíamos mencionar. Y es que el embarazo de las hembras no se realiza de la manera “habitual” a como estamos acostumbrados.

Concretamente, las hembras de los osos polares tienen la habilidad para elegir en qué momento quieren ser fecundadas. Es decir, almacenan el esperma del macho, incluso durante meses, después de la cópula. En el momento idóneo pueden provocar ser fecundadas y, por lo tanto, dar lugar al propio embarazo. El momento ideal también es elegido por el animal, el cual suele preferir aquél en el que se ha acumulado la grasa suficiente como para sobrevivir.

Por otra parte hay que mencionar que las hembras no hibernan, aunque si se resguardan del frío en cuevas o refugios. La propia gestación tiene una duración de entre seis y nueve meses, pudiendo llegar a parir una o dos crías en cada camada. Por supuesto, durante el período de gestación sobreviven de la grasa que han acumulado antes de quedar en estado, la cual además viene de las focas que han ingerido anteriormente.

Auque los embarazos de los osos polares no son los más largos, sí son los más curiosos que hemos encontrado entre los mamíferos. Por supuesto, hay algunos más en el reino animal (por ejemplo, en los insectos) que se podría decir que también son sorprendentes.

Vía | Pets


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.