Descubren a un animal que ya hibernaba hace 250 millones de años

Descubren a un animal que ya hibernaba hace 250 millones de años

Escrito por: Ildefonso Gómez Herrera    31 agosto 2020     3 minutos

Investigan al Lystrosaurus, un animal que tenía una característica parecida a la hibernación, hace 250 millones de años.

Aunque la hibernación sea una característica que ponen en marcha muchos de los animales que conocemos hoy en día, esto no ha ocurrido en todas las especies de las que hay constancia. Nos explicamos. A pesar de su popularidad, lo cierto es que no todos los animales tienen la posibilidad de poner esto en marcha. Aunque se siguen investigando las características que tiene esta curiosa habilidad.

El último descubrimiento se ha publicado en la revista Communications Biology, en la que científicos de la Universidad de Washington y el Museo de Historia Natural y Cultura de Burke han comunicado una evidencia que tiene que ver con un estado muy parecido al de la hibernación, y que tenía lugar en un animal que vivió en la Antártida durante el Triásico Temprano, hace aproximadamente 250 millones de años.

El animal corresponde al género Lystrosaurus, siendo un pariente de los mamíferos. Este tipo de animales se encontraban dentro del conocido Círculo Antártico, llegando a experimentar largos períodos de invierno durante los que la luz solar no les llegaba.

Según se ha comentado, el torpor o letargo surgió en los vertebrados incluso antes de que los mamíferos y dinosaurios evolucionaran. Megan Whitney, investigadora postdoctoral de la Universidad de Harvard, y que ha sido parte del estudio que comentamos, ha explicado que los hallazgos preliminares «indican que entrar en un estado similar a la hibernación no es un tipo de adaptación relativamente nuevo, sino una adaptación antigua«.

Investigando al Lystrosaurus

Lystrosaurus

Los fósiles de Lystrosaurus encontrados han permitido investigar al animal hasta la extenuación, descubriendo conceptos bastante interesantes.

Una de las cosas que se han comentado es que los colmillos de los animales crecían continuamente durante toda su vida, por lo que han podido comparar estos en diferentes estados y regiones. De hecho, encontraron patrones de crecimiento similares en dos muestras, con capas de dentina depositivas en círculos concéntricos. Algo parecido a lo que sucede con los anillos de los árboles. Sin embargo, en este caso encontraron anillos gruesos y muy espaciados, lo que parecía indicar períodos de menor deposición, algo que podría haber sucedido debido a momentos prolongados de estrés.

El análogo más cercano que podemos encontrar a las marcas de estrés que observamos en los colmillos del Lystrosaurus antártico son las marcas de estrés en los dientes, asociadas a la hibernación en ciertos animales modernos.

Aunque la conclusión no es definitiva, sí se aclara que esto podría haber sucedido por alguna forma de adaptación de los animales a la hibernación, con el fin de hacer frente a la vida cerca del Polo Sur. Una situación que podía llegar a ser bastante complicada.

Teniendo en cuenta este descubrimiento, podríamos decir que los animales, incluso los que existieron hace millones de años, se fueron adaptando a las diferentes situaciones que vivían. Una manera de sobrevivir en lo que en ocasiones eran entornos hostiles.

Vía | Nature
Fotos | Wikimedia Commons – Rama | Wikimedia Commons – Nobu Tamura

Deja un comentario


Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.