Cómo medir la temperatura de los animales

Cómo medir la temperatura de los animales

Escrito por: Ildefonso Gómez Herrera    14 marzo 2018     Sin comentarios     2 minutos

A la hora de medir la temperatura de los animales es conveniente seguir una serie de pasos. Y, en este caso, vemos cómo hacer la operación en perros.

La temperatura de los cuerpos es bastante importante. De hecho, los mismos deben autoregularla con el fin de evitar mayores problemas. Nosotros también podemos comprobar la de los animales para detectar inconvenientes en su salud. Sin embargo, teniendo en cuenta que los síntomas pueden llegar a ser variados, a veces es complicado comprobar la temperatura de, por ejemplo, los perros.

Centrémonos precisamente en los perros. Cuando enferman, una de las mejores maneras de comprobar si está bien es viendo los grados de temperatura que tiene en su cuerpo. Estos, en circunstancias normales, oscilan entre los 38 y los 38,8º. La comprobación se puede hacer gracias al simple tacto, tocando las orejas y patas, la nariz, las axilas o incluso la boca. Así podremos ver cómo es a temperatura sin la necesidad de utilizar un termómetro.

Utilizando un termómetro

Perros

Si vamos a utilizar un termómetro, lo primero es que este debe ser de calidad con el fin de que los resultados sean concretos. Podemos utilizar uno que sea de lectura rápida y materiales de calidad, evitando así que se rompan en el caso de que recibir algún tipo de golpe.

Es muy importante comprobar el momento, antes de tomar la temperatura. Existen ocasiones en las que la misma subirá de manera inexplicable sin la necesidad de haber una enfermedad. Por ejemplo, cuando hay una perra en celo cerca, cuando está mucho tiempo al sol o simplemente después de hacer ejercicio. Si se muestra cansado, también es probable que tenga un poco de fiebre. Aunque sea normal.

A la hora de tomar la temperatura usando el termómetro, colocad al animal de pie, e intentad utilizar la vía rectal con el fin de obtener datos más precisos. Podéis colocar el termómetro directamente en el recto. Tened cuidado, en todo caso, con los movimientos del animal. Por supuesto, desinfectad la propia herramienta después de utilizarla.

Medir la temperatura de los animales es bastante sencillo, si usáis el método que hemos comentado. En todo caso, tened cuidado con los valores recibidos. Ya sabéis que la herramienta utilizada siempre debe ser de calidad.

Vía | PetMD
Fotos | Pixnio – ilyessuti | Max Pixel


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.