El cachalote ya es definido como el depredador más grande del mundo

El cachalote ya es definido como el depredador más grande del mundo

Escrito por: Ildefonso Gómez Herrera    21 agosto 2018     Sin comentarios     1 minuto

Los cachalotes son definidos como el depredador más grande del mundo debido a sus técnicas de caza y dimensiones.

Aunque hemos hablado de animales muy grandes y de sus propias curiosidades, hoy vamos a hablar del que la gente está definiendo como el depredador más grande del mundo. Es decir, de un animal que caza de manera activa y frecuente con el fin de sobrevivir. En este aspecto se podría decir que el oso polar es el depredador más grande en tierra, con sus casi 700 kilogramos de peso. Pero en el mar hay un récord aún más curioso y letal: el de los cachalotes.

Los cachalotes son ballenas dentadas con un peso de más de 50 toneladas, con unas dimensiones de aproximadamente 21 metros de largo. Tienen el cerebro más grande del planeta y un chasquido que también es calificado como el más intenso del planeta. Disponen de una esperanza de vida de 70 años, aproximadamente.

Teniendo en cuenta que es el depredador más grande del planeta, os preguntaréis qué es lo que caza. Concretamente se suele sumergir en el agua a una distancia de hasta dos kilómetros de profundidad, durante un tiempo de dos horas, con el fin de cazar rayas, pulpos y al propio calamar colosal, animal este último que tiene un peso de media tonelada. Las cifras indican que los cachalotes incluso podría rivalizar con el Ser Humano en cuanto al consumo de presas marians debido a que comen aproximadamente 100 millones de toneladas de pescado al año.

Teniendo en cuenta estos datos no hay duda de que los cachalotes son depredadores muy fieros y que tienen unas estrategias muy bien definidas. Un animal que, a la vez, resulta sorprendente.

Vía | Extreme Science
Foto | Wikimedia Commons – Gabriel Barathieu


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.