Bartonelosis, otra razón para quitarles las pulgas a las mascotas

Bartonelosis, otra razón para quitarles las pulgas a las mascotas

Escrito por: Ildefonso Gómez Herrera    3 agosto 2018     Sin comentarios     2 minutos

La bartonelosis es una enfermedad de perros y gatos que es provocada por las pulgas. Tened cuidado con esta dolencia.

Vamos a hablar de una bacteria que deberíamos tener muy en cuenta, pero que la mayoría de las veces pasa desapercibida. ¿Habéis oído hablar de la bartonelosis? Se trata de una enfermedad causada usualmente por los arañazos o mordeduras de gatos que también están infectados. Algo parecido sucede con los perros. ¿Sabéis cómo llega la bacteria a las mascotas? Por las pulgas.

La bacteria Bartonella henselao es causada a los Seres Humanos de la manera que hemos comentado, aunque lo cierto es que deberíamos preocuparnos aún más por nuestra seguridad, ya que la bartonelosis puede llegar a darnos más de un problema. Los síntomas que experimentaremos serán fiebre y ganglios linfáticos agrandados, entre otros. Los niños y personas inmunodeprimidas tienen más peligro debido a que su sistema de salud no puede protegerse convenientemente respecto de esta enfermedad.

La infección de los gatos

Como ya hemos dicho, los gatos reciben la bacteria gracias al contacto con las pulgas o partes de estas, que están infectadas con Bartonella. La misma sobrevivirá en los glóbulos rojos y células que recubren los órganos internos de los animales, siendo inmune a las defensas de los cuerpos y a los propios antibióticos. Tened en cuenta que las bacterias también pueden infectar a otro tipo de células como las del sistema nervioso central y la médula ósea, sin olvidar a algunos tipos de glóbulos blancos.

Gato

Los síntomas que mostrarán los gatos cuando hayan sido infectados serán varios, dependiendo de la especie de bacteria contraída. Entre estos se incluyen fiebre, letargo y disminución del apetito, aunque no debéis descartar que no se muestren síntomas.

En el caso de los perros los síntomas incluyen fiebre, pérdida de peso, disminución del apetito, letargo, tos, dolor intermitente en las articulaciones y cojera, debilidad, lesiones cutáneas, ganglios linfáticos inflamados e ictericia, una coloración amarillenta de la piel.

Cómo tratar la infección

Hay que tener en cuenta que algunos análisis de sangre podrían mostrar un resultado negativo a la detección de la bacteria, por lo que tendréis que solicitar al veterinario una operación específicamente dedicada a la propia enfermedad.

En el caso de las mascotas que dan positivo, se proporciona un tratamiento de antibióticos que dura entre cuatro y seis semanas. Tened en cuenta que también tendréis que eliminar las pulgas que pudieran existir. Por supuesto, eliminar las mismas es la mejor prevensión contra la Bartonella henselao. Existen productos específicas para la misma.

Vía | Vet Street
Fotos | Pixnio | Pixnio


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.