Para algunas personas, los perros y gatos son mortales

Para algunas personas, los perros y gatos son mortales

Escrito por: Ildefonso Gómez Herrera    18 octubre 2018     Sin comentarios     2 minutos

Las reacciones de la bacteria Capnocytophaga canimorsus hacen que las mascotas puedan llegar a ser mortales para algunas personas.

Recientemente se ha hablado en los medios de telecomunicación de una curiosidad: los perros, al lamer a sus dueños, les han provocado enfermedades o dolencias que en determinados casos han llegado a ser mortales. Es curioso ver cómo algo tan simple puede resultar tan grave. Sin embargo, todo tiene su explicación.

Hay que saber que aproximadamente el 70% de los perros y el 60% de los gatos tienen en su saliva una bacteria denominada Capnocytophaga canimorsus. Aunque también mencionamos otro porcentaje: el 99% de los propietarios de una mascota no se verán afectados por esta bacteria.

Según los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, durante el año pasado solo se informó de 12 casos positivos de infección por esta bacteria. De hecho, por sí la misma es completamente inofensiva y se la considera como “flora oral normal” aunque, eso sí, es más frecuente en perros que tengan alguna enfermedad periodontal. Por supuesto, las mascotas no siempre tienen que ser las responsables de las infecciones humanas:

La gente no se da cuenta de que esa bacteria en particular vive en nuestra propia boca. Podemos enfermarnos simplemente por tener esa bacteria en nuestra boca o de una de nuestras mascotas, que nos lame.

¿Podemos evitar enfermedades por la bacteria?

Perros y gatos

La bacteria de la que hablamos se propaga a través de mordeduras, rasguños o un contacto cercano por perros y gatos. Y, en los casos en los que se provoca alguna enfermedad, hablamos de personas que tienen sistemas inmunitarios debilitados. En todo caso, las personas mayores de 40 años, las que beben alcohol en exceso y las que no disponen de un bazo funcionando correctamente también tienen un riesgo mayor. Es recomendable que se tengan en cuenta las debidas precauciones.

En el caso de ser contagiados con alguna enfermedad, los síntomas incluyen ampollas alrededor de las heridas que la han causado, enrojecimiento o hinchazón, fiebre, diarrea, vómitos, dolores de cabeza y dolores musculares y articulares. Los signos suelen aparecer en un lapso de tiempo de entre tres y cinco días después de la infección, llegando a tardar dos semanas en ser visibles. Si la infección es grave, podrían ser fatales en las 72 horas posteriores a la aparición de los síntomas iniciales.

De todas formas, tened en cuenta que los casos de enfermedades provocados por la bacteria Capnocytophaga canimorsus son mínimos, por lo que no deberíamos tener mayores preocupaciones.

Vía | iHeartDogs
Fotos | Pixabay – Sandra_M_H | PxHere


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

La web podría no funcionar bien
si no lo deshabilitas.