16 junio 2009 Curiosidades, Paleontología

paleontologos

Por lo general cuando pensamos en paleontólogos nos imaginamos algo así como un Indiana Jones que va recorriendo el mundo en búsqueda de nuevas y apasionantes aventuras. Pero, aunque seguro pasaran por algunas situaciones límites, no todo es buscar huesos en el campo.
Los paleontólogos deben seguir un largo camino hasta poder contarnos como era una especie de dinosaurio. En este artículo te contaremos un poco más de su maravilloso trabajo.

¿Cómo se buscan los fósiles?
En líneas generales se empieza decidiendo los objetivos de las búsquedas: qué se quiere encontrar. Y de allí surge el siguiente paso: dónde se lo puede hallar. Si se buscan dinosaurios, se deberá dirigir la atención a las rocas que datan del Triásico Superior hasta el Cretácico Superior, es más común encontrar fósiles en las rocas que quedan expuestas de estos períodos. Este primer paso se llama prospección paleontológica.

Por supuesto que para poder realizar cualquier trabajo de campo o campaña se debe conseguir el dinero necesario tanto para herramientas y equipo como para el personal y la logística. Una vez en el terreno elegido y estudiado, hay una parte que queda librada a la suerte, ya que la búsqueda de fósiles se realiza caminando a lo largo y a lo ancho de las rocas sedimentarias previamente seleccionadas.

¿Qué hacen los paleontólogos cuando los encuentran?
Todo depende del estado de preservación en que se encuentren los fósiles (si están articulados o sea juntos, o si son piezas sueltas), de su tamaño y de qué pieza se trata. Generalmente, se realiza una limpieza alrededor de las piezas y se usan distintas herramientas para separarlas de las rocas en las que están incrustadas.

Antes de lavar cualquier resto se hace una cuadricula en el lugar: se divide todo el terreno donde hay fósiles en cuadrados iguales y se hace un dibujo de lo que hay allí.También se toman fotografías del sitio, para saber la posición de los huesos.

Cuando los huesos son muy grandes o frágiles, o en caso de que estén articulados y se desee mantenerlos unidos, se suelen elaborar férulas de yeso sobre ellos, iguales a las que se usan cuando una persona se fractura. De esta forma se pueden transportar de forma segura.

Fuente | El fantástico mundo de los dinosaurios

También te puede interesar

Comentarios