6 enero 2016 Curiosidades

Abejas

Hace varios meses, en junio de 2015, hablamos sobre un hecho que estaba provocando dolores de cabeza a miles de científicos de todo el mundo. Básicamente, porque las abejas estaban muriendo sin un motivo aparente. Por aquél entonces comentamos que podía deberse a la actuación de campos electromagnéticos. Lejos de encontrar una respuesta 100% comprobable, empezamos a pensar en qué es lo que podría suceder en el caso de que estos pequeños insectos desaparecieran. Y lo cierto es que las respuestas encontradas son bastante sorprendentes.

Es necesario recurrir a datos fiables para darnos cuenta de la situación tan alarmante en la que nos encontraríamos en el caso de que las abejas desaparecieran. Según la Organización para la Agricultura y la Alimentación de las Naciones Unidas, actualmente existen 100 especies de cultivos encargados de proporcionar el 90% de todos los alimentos del mundo. Parece poco ¿verdad? Ahora preguntamos: ¿qué pensaríais si os dijéramos que 71 de los mismos son polinizados por las propias abejas?. En nuestro continente, Europa, el 84% de las 264 especies de cultivos y a su vez las 4.000 variedades vegetales existentes pueden ser una realidad gracias a la polinización.

Sí, los datos son bastante alarmantes debido a que confirman que la supervivencia de los insectos es vital para el planeta. No en vano, en el caso de que no existieran estaríamos ante una crisis alimentaria provocada por la desaparición de millones de cultivos comerciales (no en vano, son de estos de donde se sacan los alimentos).

Son varios los Gobiernos que ya se han puesto manos a la obra con el fin de evitar que la población de abejas siga disminuyendo. Y es que, aunque los datos que se manejan actualmente sean mínimos, lo cierto es que los daños a las cosechas ya se están produciendo. Y con ellos, los alimentos también se están viendo perjudicados.

La situación actual es, además de un poco misteriosa, bastante alarmante. La población de abejas a escala mundial sigue disminuyendo, a lo que hay que añadir que muchas empresas y propietarios de cultivos están trabajando para evitar el uso de productos que puedan afectar a los insectos de alguna manera. Sin embargo, nada está claro. Incluso es posible que próximamente debamos lamentar problemas mayores.

Vía | One Green Planet
Foto | FlickR – Juanedc

También te puede interesar

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *