Faunatura » Curiosidades » ¿Por qué los flamencos se paran en una pata?

¿Por qué los flamencos se paran en una pata?

17 agosto 2009

Flamencos

Varias eran las teorías del porqué los flamencos se paran sobre una sola pata: para ayudar a reducir la fatiga; para escapar de los depredadores acortando el tiempo de despegue; para mantener el equilibrio cuando hay viento; para limitar los efectos de la gravedad en su sistema circulatorio y de esa manera favorecer la circulación de la sangre. Esta última teoría es extravagante, según la mayoría de los investigadores. Ahora, parece develarse este simple pero enigmático misterio.

Muchos científicos, para realizar sus investigaciones, escalan el Himalaya; otros se sumergen en las peligrosas profundidades marinas; y otros recorren las abrasadoras arenas del Sahara o las sofocantes y traicioneras selvas tropicales. Matthew Anderson y Sarah Williams, psicólogos de la Universidad Saint Joseph de Filadelfia, especializados en comportamiento animal, realizaron el estudio con los flamencos en zoologicos del Caribe. ¡Me ofrezco como ayudante o colaborador! Amigo lector: te pido disculpas por esta digresión; para enterarte de los resultados del estudio, deberás seguir leyendo.

La conclusión de los investigadores es que los flamencos se paran en una pata para regular su temperatura corporal. Las aves preferentemente adoptaban esa actitud cuando se encontraban en el agua. “Como el agua indefectiblemente ayuda a liberar el calor corporal, esto respalda la hipótesis de la termorregulación”, dijo Anderson. Los flamencos alternaban las patas para evitar el enfriamiento excesivo.

Diversas observaciones, como, por ejemplo, la comprobación de que los flamencos tardan más y consumen más energía para levantar vuelo apoyados en una pata que si lo hicieran parados en las dos, les permitieron descartar a los investigadores las otras teorías que se venían barajando hasta ahora. Anderson, recostado bajo la sombra de una palmera, mientras su vista se perdía allende los mares (imagino yo), dijo que “tal vez el descanso sobre una pata ayude a evitar hongos o parásitos”. Finalmente, los científicos no descartaron que pudiera haber otros motivos para que los flamencos y otras aves adopten tan extraña actitud.

Vía | BBC

Tags: ,
Artículos recomendados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Enlaces a esta entrada

  1. Bitacoras.com 17 agosto 2009
  2. Los flamencos: largos cuellos, largas patas 19 diciembre 2009

Utilizamos cookies, tanto propias como de terceros, para mejorar la navegación, nuestros servicios y recoger información estadística. Al acceder a está aceptando su instalación y uso en los términos de nuestra política de cookies. Más información