27 diciembre 2010 Bioficha, Curiosidades, Noticias

Prochyliza nigricornis

El insecto conocido con el nombre común de mosca del queso, siente una fuerte atracción por los cadáveres en avanzados estados de descomposición. De esta manera, este animalito será una valiosa ayuda en las investigaciones policiales a partir de ahora.

Concretamente, se trata de Prochyliza nigricornis, de la familia de los piofilidos, es un diptero extremadamente raro y exclusivo de Europa. Y se ha podido encontrar en Alemania, Eslovaquia, Holanda, Reino Unido, República Checa y Suiza.


A partir de un reciente estudio de la Universidad de Alcalá del Departamento de Zoología y Antropología, el número de insectos necrófagos peninsulares aumenta su biodiversidad, siendo a día de hoy 11 especies piofilidos.

Estos insectos se han convertido en unos valiosos informadores forenses, siendo imprescindibles en el proceso de la descomposición y reciclaje de la materia orgánica. Así, su presencia refleja el grado de conservación de los bosques de la Península Ibérica.

Y, esta especie tiene diferencias anatómicas que nos permite distinguir de los demás insectos de su misma familia. Por ejemplo, la mosca del queso tiene las mejillas, las antenas, los palpos de su boca y la primera pieza de las patas frontales de color negro.

Además la placa dorsal, como también la primera placa lateral del tóraz son uniformemente sedosas. Por otro lado, este carece de fuertes sedas en el húmero de la pata y la segunda placa lateral del tórax está desnuda.

Si deseáis más información sobre el descubrimiento de esta nueva especie de piofilidos, su artículo ha sido publicado en el último boletín de la Asociación Española de Entomología.

Vía | Portal del Medioambiente

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 27 diciembre 2010

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *