Wifi perjudica a los árboles

Wifi perjudica a los árboles

Escrito por: Cristina    30 diciembre 2010     4 Comentarios     2 minutos

Un estudio realizado en la Universidad de Wageningen (Holanda) ha demostrado que la radiación producida por las redes wifi y los campos electromagnéticos creados por los teléfonos móviles y redes LAN inalámbricas resultan perjudiciales para los árboles.

Los efectos que causa en los árboles son variaciones significativas en el crecimiento, además del sangrado y fisuras en la corteza más frecuentes de lo que es normal.


Fue PC World, quien tomó la iniciativa para realizar este estudio en la ciudad holandesa de Alphen ann den Rijn, después de que los investigadores encontrasen anomalías inexplicables en los árboles, que no se podían atribuir al efecto de una infección vírica o bacteriana.

Con tal de conocer de dónde procedía esta causa, los científicos expusieron a 20 fresnos a diversas fuentes de radiación durante un periodo de 3 meses. Después de ese tiempo, los árboles situados en las zonas más cercanas a las señales wifi presentaron como un “brillo de plomo” en sus hojas que causaron la muerte de la epidermis superior e inferior de estas.

A parte de este hallazgo, también encontraron que este tipo de radiación podría afectar al crecimiento de las mazorcas de maíz.

De este modo, los investigadores aseguran que los campos electromagnéticos creados por los teléfonos móviles y las redes LAN inalámbricas y las partículas ultrafinas emitidas por los automóviles y camiones, también pueden ser las culpables de este deterioro.

Extrapolando este estudio y situándolo en los Países Bajos, encontraron que el 70% de los árboles cercanos a las zonas urbanas presentaban los mismos síntomas, en comparación con el 10% de hace cinco años.

Por otra parte, esta investigación asegura que los árboles en zonas densamente boscosas se ven poco afectados.

Vía | RTVE


Deja un comentario

Parece que tienes habilitado AdBlock.

Te pedimos que lo deshabilites para
seguir disfrutando de contenido sin coste.