10 abril 2008 Curiosidades, Salvajes

La salamandra

La salamandra es también llamada tritón, aunque no son exactamente lo mismo; es un anfibio que tiene su hábitat en zonas donde pueda tener contacto con agua o suelos muy húmedos, por lo general de bosques.

Algunas de las especies que se denominan salamandras viven permanentemente en el agua; otras alternan el suelo terrestre y el agua y otras que cuando son adultos y su desarrollo es pleno habitan exclusivamente en la tierra. Se pueden confundir con algunas clases de lagartos; la distinción entre ambos es que la salamandra no tiene escamas en la piel.

Las manchas de la piel de la salamandra variaran según el lugar de procedencia; sus alimentos son toda clase de invertebrados, como gusanos, lombrices, babosas, insectos, pequeñas arañas,…

Normalmente habitan las zonas norteñas, del planeta, aunque también se la puede encontrar en América del Sur. Tiene 30 cm., de largo como máximo en las especies pequeñas, a excepción de la salamandra japonesa que puede alcanzar metro y medio de longitud y pesar 25 kilogramos.

Salamandra
Puede regenerar las partes del cuerpo que haya perdido, como la cola o las patas. Se pensaba que era una especie venenosa para el hombre por segregar una sustancia de color blanco que produce irritaciones en contacto con la boca o los ojos; pero se ha visto que se trata de un sistema de defensa para sus depredadores.

Su desplazamiento es lento y está más activa en los periodos de lluvia abundante. Los meses de frío o calor extremo opta por un estado de letargo. En las horas diurnas se mantienen ocultas en las cavidades naturales que forman las rocas para protección del sol.

En otoño se aparean y reproducen en suelo terrestre. Tras fecundar a la hembra, desarrolla los huevos en su interior y en diciembre o enero nacen las larvas, sobre 30 o 40. Alcanzan unos 6 cm., de longitud pasados los 3 meses, saliendo desde las aguas donde han estado los primeros meses de vida.

Vía | animales salvajes

También te puede interesar

Comentarios