11 noviembre 2008 Curiosidades, Flora, Medio Ambiente

marzuelus.jpg

Como todos sabemos estamos en la época de la recolección de las setas y existe una forma especial de recolectarlas para no perder su biodiversidad y calidad y para los que aún no lo sepan Navarra ha editado una guía sobre las ¨buenas prácticas¨ a la hora de recolectar setas.

Antes de cogerlas debemos identificarlas correctamente para no elegir las setas que no sean comestibles o tóxicas. Es recomendable no coger las setas que están cerca de las carreteras, junto a cultivos agrícolas o en jardines urbanos; ya que pueden estar contaminadas.

A la hora de coger las setas tenemos que tener en cuenta el utensilio que vamos a utilizar, ya que no debemos utilizar aquellos (hoces o rastrillos) que dañen el micelio del hongo. Tampoco debemos coger las setas jóvenes, ni las que estén demasiado maduras o deterioradas. De esta manera ayudamos a la reproducción y conservación de las setas.

Una vez recolectadas, debemos llevarlas en un cesto, de esta manera conseguiremos que las esporas se distribuyan por el terreno para que sigan reproduciéndose.

A la hora de conservarlas hay que meterlas en la nevera, ya que son muy perecederas, y hay que consumirlas en las 24 horas próximas a su recolección. Hay que comerlas siempre bien cocinadas y nunca crudas o poco hechas, ya que nos pueden sentar mal. También tenemos que tener cuidado, ya que existen muchas personas alérgicas, si se nota cualquier reacción extraña hay que acudir al médico inmediatamente.

¡Si se hace bien todo esto, disfrutaremos de un excelente manjar!

Vía | Econoticías

Comentarios

Enlaces y trackbacks

  1. Bitacoras.com 11 noviembre 2008

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *