6 julio 2017 Curiosidades, Salvajes

rana

La desaparición de los dinosaurios tuvo como consecuencia multitud de cambios en las distintas especies animales que habitaban el planeta. El auge de los mamíferos y la aparición de las aves son quizá algunos de los cambios más conocidos que trajo la extinción de los grandes reptiles, aunque hubo otros muchos. Uno de ellos fue la aparición de las ranas, que aprovecharon su oportunidad para despegar como especie tras el fin de los grandes saurios.

Según un estudio de la Universidad de Texas en Austin y la californiana de Berkeley, “si el asteroide no hubiese destruido la vida terrestre hace 66 millones de años, el 88 % de las especies de ranas actuales no existirían”. Según el herpetólogo y autor del estudio David Wake, tras el cataclismo “las nuevas especies de ranas se diseminaron rápidamente por todo el mundo debido a la disponibilidad de una gran cantidad de nichos ambientales tras la extinción de los animales que los ocupaban”.

“El mundo estaba muy empobrecido tras el KT (el límite entre el Cretáceo y el Paleógeno), y cuando la vegetación regresó, las angiospermas (plantas con flores) dominaron y los árboles evolucionaron hasta su plena floración. Las ranas comenzaron a ser arbóreas y ello llevó a su gran resplandor, en particular en Sudamérica”, destaca Wake. Estos anfibios aprovecharon para colonizar la práctica totalidad del planeta, aprovechando la unión de territorios ofrecida por el continente Pangea.

A pesar de que las ranas tuvieron su momento de esplendor, actualmente estos anfibios afrontan una situación complicada debido a su gran susceptibilidad a la contaminación. Una circunstancia que unida a la destrucción de sus hábitats supone una grave amenaza para su existencia. Actualmente, alrededor de 9 de cada 10 ranas pertenecen a tres linajes comunes que se remontan a 66 millones de años y cuya continuidad afronta nuevos desafíos como el cambio climático o los problemas de contaminación anteriormente mencionados.

Fuente | Efe Verde
Fotografía | Wikimedia Commons

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *